Una empresa estadounidense dio el aviso sobre la gripe porcina hace más de tres semanas


Una respuesta rápida de las autoridades es fundamental para evitar que un brote se convierta en pandemia

Una respuesta rápida de las autoridades es fundamental para evitar que un brote se convierta en pandemia

Veratect, una empresa estadounidense dedicada a la vigilancia de agentes biológicos, detectó el 6 de abril un brote de una "extraña" enfermedad respiratoria en La Gloria, localidad del estado mexicano de Veracruz. Los habitantes de La Gloria atribuyeron la enfermedad a los criaderos de cerdos que la empresa Granjas Carrol tiene en el área y que habían contaminado el agua local. Esta noticia fue publicada por el diario mexicano Reforma, aunque se daba el 2 de abril como fecha del brote. Un equipo del departamento de Agricultura y Alimentación de Naciones Unidas (FAO) parte este martes desde Roma con destino a México para investigar este supuesto primer brote.

Los más de 400 enfermos sufrían tos severa, fiebre y gran cantidad de flemas, según ha contado Veratect a lainformacion.com. La enfermedad acabó con la vida de tres niños menores de dos años.

La empresa puso la información a disposición del Centro para el Control de las Enfermedades (CDC) estadounidense y de las autoridades locales mexicanas. Este conocimiento previo plantea el interrogante sobre la coordinación con la Organización Mundial de la Salud (OMS) con los diversos organismos, ya que el primer informe público no se emitió hasta el día 24 de abril.

Encontrado el primer paciente

Por otra parte, el periódico mexicanoEl Universal publicó que está identificada la persona en cuyo cuerpo sucedió la mutación del virus habitual de la gripe y surgió la llamada gripe porcina. Esta mujer de 39 años de edad ingresó el 9 de abril en el servicio de urgencias de la ciudad de Oaxaca. Falleció a las pocas horas, pero los médicos pudieron determinar el 13 de abril gracias una biopsia que se trataba de un virus desconocido, que no tenía relación con la gripe habitual ni con la variante que desató el miedo en el sudeste asiático en 1997. Además, Veratect confirma el fallecimiento de dos personas en la misma ciudad el 22 de abril.

Desde la muerte del primer enfermo confirmado hasta la declaración del estado de emergencia en México pasaron cerca de dos semanas, un tiempo precioso para la prevención. Durante el estallido de la gripe aviar, las autoridades chinas recibieron duras críticas de la comunidad científica internacional por ocultar información que hubiera contribuido al control del virus.