Una televisión australiana airea las fotos de los maltratos a presos que Obama quiere vetar

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La cadena de televisión australiana SBS ha aireado algunas fotografías que se cree forman parte de las aproximadamente 2.000 que muestran abusos y maltratos contra presos detenidos por las tropas estadounidenses en prisiones de Irak y Afganistán y que la Administración de Barack Obama pretende vetar para evitar que salgan a la luz, ya que alega que podría poner en peligro a los soldados que están en las misiones en el exterior.

La televisión ha explicado que consiguió las fotos en el año 2006, después del escándalo provocado por las imágenes de los abusos en la cárcel iraquí de Abu Ghraib, pero que en su momento no fueron aireadas.

El Gobierno norteamericano ya anunció el pasado miércoles que recurriría la decisión de un tribunal de permitir la desclasificación de las 2.000 fotografías, tal y como había pedido la Asociación Americana por las Libertades Civiles (ACLU).

Las imágenes, que también han sido publicadas por otros medios como el diario australiano 'Sidney Morning Herald' o el británico 'Daily Telegraph', muestran a un preso colgado desnudo boca abajo u otro también desnudo y lleno de excrementos que está siendo amenazado por un guardia. En otra de las fotos aparece un preso esposado a la reja de una ventana de una celda con los calzoncillos puestos como mordaza.

Según informan estos medios, en otras fotografías que todavía no han sido aireadas se ve a varios militares amenazando a un preso con sodomizarle con un palo de escoba y a detenidos encapuchados en los aviones en que los transportaban con revistas 'Playboy' colocadas en sus regazos.

En un principio, Obama se comprometió a permitir la desclasificación de estas imágenes, pero después se echó atrás cuando varios generales advirtieron de que su publicación podría poner en grave peligro a las tropas que están desplegadas en Irak y Afganistán.

La lucha en el tribunal para vetar las fotos ha provocado las críticas de ACLU, que acusa a Obama de traicionar los compromisos que adquirió tras tomar posesión y de "complicidad en el encubrimiento de la comisión de la tortura" de la Administración de George W. Bush.

"Sólo mirándonos directamente al espejo, reconociendo los crímenes del pasado y asumiendo la responsabilidad, podremos seguir adelante y asegurarnos de que estas atrocidades no se repetirán", subrayó el director ejecutivo de ACLU, Anthony Romero.

El equipo legal de la Casa Blanca anunció ayer que está preparando para el 9 de junio un alegato en el que afirmará que publicar las fotografías va contra la seguridad nacional de Estados Unidos. Todo coincide con la decisión anunciada por Obama de resucitar las 'comisiones militares' creadas por Bush para los presos de la base naval de Guantánamo.

"Estas comisiones militares tienen una larga tradición en Estados Unidos y son apropiadas para juzgar a los enemigos que violaron las leyes de la guerra", señaló Obama en una declaración pública difundida por la Casa Blanca.