Unas 300 personas se manifiestan en pro de la legalización de las parcelaciones de Medina Azahara

CÓRDOBA, 27 (EUROPA PRESS) Las asociaciones de vecinos Córdoba La Vieja, Las Pitas y La Gorgoja II, unidas bajo el lema 'Por la reconducción a la legalización' protagonizarán hoy, por segunda vez, una manifestación en las calles de Córdoba con la participación de unas 300 personas que reclamaron al Gobierno andaluz y al Ayuntamiento la legalización de las fincas ilegales que pueblan el entorno del conjunto arqueológico de Medina Azahara, según informó a Europa Press Antonio Ramos, presidente de la organización Córdoba La Vieja. La manifestación comenzó a las 19,30 horas en la calle San Felipe, junto a la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía y finalizó en la calle Capitulares en la puerta de la sede de la Delegación de Cultura de la Junta. Los vecinos protestan en contra de la injusticia de las expropiaciones porque no se puede marginar a 500 familias. Reclaman "que no se malgaste el dinero de los cordobeses y andaluces", critican el abuso de poder de la Junta y piden una "solución negociada y no una imposición como hasta ahora". Así, Antonio Ramos informó de que ha remitido una carta a la consejera de Cultura, Rosa Torres, al objeto de que reciba al colectivo de vecinos para buscar una "solución consensuada", porque es "una afrenta" que por mor del "impacto visual" corran peligro estas viviendas edificadas al margen del planeamiento urbano mientras "a 30 metros del límite de la zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC) se están construyendo tres polígonos industriales" y la propia Junta ha proyectado un centro de interpretación junto a las ruinas. "Esto es reírse de nosotros", dijo. Los vecinos de esta parcelación están dispuestos a dotar al entorno de la urbanización de una pantalla vegetal, para evitar el impacto visual que pudieran causar las casas en la zona BIC que rodea al citado conjunto arqueológico califal del siglo X, cuya preservación y puesta en valor son el objetivo de las últimas medidas adoptadas por la Junta, que prevé la compra o expropiación de las parcelas en el entorno BIC en las que aún no se haya construido, y la compra negociada de las viviendas ya existentes, para eliminarlas.