Vecinos afganos llenan varios camiones de cadáveres de civiles muertos por ataques aéreos de EEUU en Fará

HERAT (AFGANISTÁN), 5 (Reuters/EP)

Un grupo de vecinos afganos llevó hoy a la capital de la provincia de Fará, en el oeste de Afganistán, varios camiones llenos de cadáveres de civiles que, al parecer, fallecieron hoy como consecuencia de una serie de ataques aéreos perpetrados este martes por Estados Unidos durante un combate con milicianos talibán.

El gobernador de Fará, Rohul Amin, dijo que a su oficina llegaron unos 30 cadáveres, la mayoría de mujeres y niños. Otros altos funcionarios afganos aseguraron que el balance de víctimas que fallecieron al ser destruidas sus casas por los aviones estadounidenses podría ser mucho mayor.

Así, un miembro del Parlamento provincial, Ghulan Faruq, afirmó que varios de sus familiares del distrito de Bala Boluk le dijeron que hay unas 150 personas muertas a causa del enfrentamiento y que los ataques aéreos de Estados Unidos han destruido 17 viviendas.

El teniente coronel Jalil Nehmatulá, comandante de un batallón del Ejército afgano en Fará, relató que "los talibán llevaron a la gente a algunos edificios y les obligaron a quedarse en ellos después de que las fuerzas de seguridad les pidiesen que los evacuasen".

"Había árabes y paquistaníes entre los combatientes talibán, que estaban armados con RPG (granadas propulsadas por cohetes). Los ANA (miembros del Ejército Nacional Afgano) entraron en escena con ayuda de una unidad de infantes de Marina estadounidenses, y estuvieron luchando hasta las once de la noche", declaró a la agencia Reuters.

Un portavoz del Ejército estadounidense, coronel Greg Julian, confirmó que se produjo un enfrentamiento en el que se llevaron a cabo bombardeos aéreos, y añadió que el Ejército está investigando si se han producido víctimas civiles. "Hubo un ataque insurgente contra un grupo del ANA y éste pidió asistencia y se le unieron algunos efectivos de la coalición para ayudarle en el combate", explicó. "Hubo un apoyo aéreo cercano, pero no puedo dar detalles sobre el tipo de aviones" que eran, agregó.

Julian adelantó que varios responsables afganos y estadounidenses se dirigirán mañana al lugar de los hechos para averiguar si murieron civiles. "Una vez que estemos sobre el terreno, tendremos una mejor idea de lo que puede haber sucedido", dijo.