Venezuela retira a su embajador en Perú en respuesta al asilo humanitario concedido al opositor Rosales

CARACAS, 28 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Venezuela ordenó a última hora de ayer (madrugada en España) la retirada de su embajador en Perú, Arístides Medina Rubio, como "señal de protesta" después de que este último país otorgase asilo político "humanitario" al líder de la oposición venezolana y alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales, investigado por supuesta corrupción.

El Ministerio de Exteriores venezolano informó en un comunicado de su decisión, que ordena, además del retorno "inmediato" a Caracas de Medina Rubio, "la suspensión de los trámites relativos al traslado del Embajador recientemente designado ante el Gobierno de la República de Perú y el inicio de una fase de evaluación integral de sus relaciones con el Gobierno de ese país".

El Ejecutivo de Hugo Chávez había solicitado una orden de captura internacional de Rosales, a quien consideran un prófugo de la justicia, informó 'TeleSur'. "Dando curso a los procedimientos de rigor, Interpol Perú solicitó a las autoridades venezolanas la documentación necesaria para proceder a la detención de Manuel Rosales, la cual fue entregada oportunamente el pasado día domingo 26 de abril", alegó el Ministerio en un comunicado.

Sin embargo, y "a pesar del cúmulo de pruebas", según la nota, las autoridades peruanas decidieron otorgarle el asilo al edil, lo que constituye a juicio de Caracas "una burla contra el Derecho Internacional, un duro golpe a la lucha contra la corrupción y un agravio contra el Pueblo de Venezuela".