Zapatero dice que la presidencia española de la UE será de "acción" y "ambición política" y no de "mera gestión"

BRUSELAS, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que la presidencia española de la Unión Europea, que tendrá lugar durante el primer semestre de 2010, será de "acción", "iniciativa" y "ambiciones políticas" y no de "mera gestión".

Zapatero se reunió este miércoles en Bruselas con el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y con el colegio de comisarios para preparar la presidencia española y presentarles sus prioridades: la recuperación económica, la política social y el papel internacional de Europa.

"La presidencia española de la UE ha de ser la presidencia de la recuperación económica", subrayó el presidente del Gobierno. "Para ello es fundamental fortalecer la capacidad de iniciativa de la Comisión, la capacidad de decisión sobre asuntos económicos del Consejo, fortalecer la coordinación, y adoptar medidas que nos permitan en el periodo de salida de la crisis económica una Europa mas fuerte", dijo.

Por lo que se refiere a la política social, Zapatero avanzó que la presidencia española tratará de "profundizar en la igualdad de oportunidades, de género, en la lucha contra la discriminación y en la inclusión". En cuanto al papel de la UE en el mundo, España pondrá "especial énfasis" en las relaciones con Latinoamérica, Estados Unidos y África.

"Somos un país europeísta, con una fe en la UE inquebrantable, que colabora con las instituciones europeas y que avala y aprueba la respuesta que las instituciones europeas y la Comisión dan en los momentos difíciles, como ante esta crisis económica", afirmó el presidente del Gobierno.

"Es una gran satisfacción para mi y para la Comisión poder trabajar conjuntamente con un presidente y con un país tan claramente identificados con los objetivos, prioridades y valores que han permitido avanzar en el proceso de integración europea", le respondió Durao Barroso, que agradeció la "convicción europea de España".

"He visto una gran convergencia entre la agenda española y la agenda europea, en cuestiones como la ayuda al desarrollo, la investigación y la innovación, la lucha contra el cambio climático o la promoción de las renovables", aseguró el presidente de la Comisión.