¿Dejará el Barça de jugar el 1-O? Apuesten a que no... necesita al Madrid


  • El presidente de la Liga, Javier Tebas dijo que “El Barça no jugaría en la liga si Catalunya se independiza. ¿Qué dijo la Generalitat? "El Barça tendrá la suerte de elegir Liga".

  • ¿Renunciará el Barcelona a jugar el 1-0? Apuesten a que no. Sabe que el patrimonio del club y su prestigio caería en una Cataluña independiente.

¿Dejará el Barça de jugar el 1-O? Apuesta a que  no... necesita la rivalidad con el Madrid

¿Dejará el Barça de jugar el 1-O? Apuesta a que no... necesita la rivalidad con el Madrid

Etiquetas

En el fútbol se nota clara la esquizofrenia de la Cataluña independentista. Las declaraciones del Presidente de la Liga de Fútbol Profesional Javier Tebas eran contundentes: “El Barça no jugaría en la liga si Catalunya se independiza”. La contestación de la Generalitat fue: “El Barça tendrá la suerte de poder elegir qué la liga quiere jugar”.

Mentira, porque hay una que ya le ha dicho que no: la española. La que de verdad da razón de ser a un Barcelona Club de Futbol de renombre internacional. Porque el Barça, sin el Real Madrid de contrincante pierde una gran parte de su atractivo, además de sus ingresos. Algo que también hay que decir del Real Madrid sin el Barça. Aunque en menor medida en caso de independencia.

Es el ejemplo más palpable del “Efecto Frontera”. Todos los economistas que han estudiado la separación de países mediante una frontera encuentran una disminución del PIB de ambos. Más acentuado en el más pequeño. Los ingresos por publicidad (que son los más importantes de un club grande) caerían en los dos grandes de la Liga española. Pero mucho más en el Barça, que no quepa duda. En este tema el Barça anda más prudente que de costumbre porque sabe lo que se juega. Lo que de verdad interesa al independentismo catalán: el patrimonio.

El 1-O hay marcado un partido en el “Nou Camp”. El referéndum es probable que no se celebre. Pero el partido solo se suspendería bajo condiciones extremas que no se van a dar. También el Barça podría renunciar a jugarlo y ceder los tres puntos al contrario ¿lo hará? ¡Ni de coña! Con las cosas serias, las de comer, no se juega. Es la esquizofrenia del futbol catalán. Mucha bandera, pero jugarse la calificación ¡Ni de coña!

Pero no es sólo el Barça. El ejemplo más notorio de esquizofrenia futbolística es el Girona. Club de la capital de la provincia más independentista, donde no se ven banderas rojigualdas y sí esteladas. Club que, a pesar de ello, está orgulloso de haber ascendido a la primera división de la Liga de Futbol Española ¡Manda … narices! ¿Para que quiere estar en la liga de una nación a la que no quiere pertenecer? O es que solo quiere lo que le favorece y no ser solidarios.

¿Esquizofrenia o egoísmo extremo?

El futbol es el espejo donde se refleja el “process”: el de la esquizofrenia. Los independentistas, son tan españoles como el resto de los catalanes, mayoritario por cierto. El futbol los delata. Lo que pasa es que aún no sean han dado cuenta o siendo conscientes de ello lo ocultan para que no se les note. Pobrecitos, en eso son ¡tan entrañables!