El aparato está con Susana, Rajoy respira, Patxi se integraría


  • El Sanchismo considera que a Susana Díaz la apoya el socialismo del siglo pasado. La realidad es que el aparato de antes y de ahora apuesta sin matices por Susana Díaz. Patxi López hará lo que convenga al partido. 

  • Un triunfo de Susana hará respirar a Rajoy que no quiere elecciones anticipadas, mientras que uno de Pedro Sánchez escoraría al PSOE y podría provocar su ruptura.

Una delegación de socialistas cántabros asiste a la presentación de la candidatura de Susana Díaz

Una delegación de socialistas cántabros asiste a la presentación de la candidatura de Susana Díaz SANTANDER | EUROPA PRESS

Etiquetas

Es lo que se ha visto en la Gran Kermesse socialista de este fin de semana: el aparato está con Susana. No sólo el actual, también el tradicional. Desde Felipe Gonzalez a Zapatero, incluido Guerra, Rubalcaba, Bono, Presidentes autonómicos, exministros y cargos de la gestora y excargos del aparato. Eso le da ánimos y aumenta la imagen de que la andaluza puede ganar. Por contra los otros dos, especialmente Pedro Sánchez, dicen apoyarse en la militancia. Así que la dialéctica está servida.

Después de la reunión socialista del IFEMA de este domingo se respira más tranquilidad en Moncloa. En el PP se temía que un posible triunfo del sanchismo acabaría obligando a disolver las Cortes Generales y adelantando elecciones. La convivencia parlamentaria sería muy difícil. Se podrían salvar los Presupuestos con Ciudadanos, el PNV y los canarios. Aunque es posible que Nueva Canaria, con un sólo diputado, el que cumple la mayoría necesaria para que se tramiten, conseguido en coalición con el PSOE podría volverse hacia atrás si ganase Sánchez.

¿Jefes de la oposición fuera del parlamento?

Otra característica de las primarias, gane Susana, o Pedro, sería que el Jefe de la Oposición parlamentaria no estaría presente en el Congreso de los Diputados. Los clásicos debates parlamentarios entre el Gobierno y la Oposición estarían ausentes. Sólo Patxi López podría hacerlos si saliera elegido, pero es una probabilidad muy pequeña.

La situación sería nueva en la democracia española. Habría que echarle imaginación para mantener el constante diálogo que en la actual situación es necesario entre Gobierno y oposición. También para que la ciudadanía pueda discernir entre las ofertas políticas de uno y otra.

Una solución en el caso de que gane Susana es llegar a un acuerdo con Patxi. El tercer candidato se integraría en el nuevo equipo en aras a restañar la división que dejarán, sin ninguna duda, las primarias. Así el "aparato" demostraría que incluye a la militancia, al menos una parte. Claro que para ello la tercera vía debería tener un resultado decente.

Rajoy y Susana necesitan tiempo, en eso están de acuerdo

Con todo Susana necesita tiempo: a) para no dar la impresión de que abandona Andalucía por la aventura estatal; b) para restañar las heridas del partido, renovando los cuadros autonómicos y provinciales que se hayan alineado con Sánchez; y c) para devolver a Podemos a la situación de IU como izquierda residual. Por contra Pedro Sánchez tendría que demostrar su compromiso con la izquierda radical y eso precipitará la disolución.

A Rajoy también le viene bien que la legislatura dure. Primero porque le ha costado mucho construir la situación y las elecciones siempre son una incógnita. Además, cree que es lo bueno para España. No se cansa de repetirlo. El PP tiene la estructura a punto para elecciones pero eso, como escribí la semana pasada, es más una defensa para que los otros partidos no quieran elecciones, que para convocarlas.

En conclusión este fin de semana: Susana ha demostrado ser la candidata del aparato; Patxi está a su disposición para lo que haga falta; y Rajoy ha respirado un poco más.