La economía sonríe a Rajoy: creceremos al 3,5% y se crearán 700.000 empleos


  • La producción industrial crece, la  construcción se recupera, la confianza del Consumidor supera los 100, Sánchez no va a contar con Podemos y Ciudadanos y Trump y Brexit no están siendo dramáticos. 

  • Más de 75 millones de extranjeros visitarán España y los nacionales no dejan de viajar. La Semana Santa fue ya un hito pero el inicio del verano está pletórico.

De Guindos señala que la economía crece en el segundo trimestre entre un 3,5% y un 4% en tasa anual

De Guindos señala que la economía crece en el segundo trimestre entre un 3,5% y un 4% en tasa anual SANTANDER | EUROPA PRESS

Etiquetas

Estamos creciendo a un ritmo del 3,5%. Los signos son claros. Aumenta la exportación, en el primer trimestre hasta 70.000 millones y en el segundo han crecido. Aumentan también las importaciones, en parte por el aumento del precio del petróleo, moderado, pero también por el mayor consumo.

El turismo se dispara. Más de 75 millones de extranjeros visitarán España y los nacionales no dejan de viajar. La Semana Santa fue ya un hito pero el inicio del verano está pletórico. La producción industrial crece, más lenta que otros sectores pero crece. La construcción se recupera de manera desigual, pero se recupera. El índice de Confianza del Consumidor (ICC) con altibajos está por encima de 100 que indica una posición positiva y lo mismo para el de expectativas.

Le interesa leer: España, el país que más crecerá entre las economías desarrolladas, según el FMI.

Las perspectivas de crear empleo mejoran, de los 500.000 calculados el año pasado para 2017 puede que se superen los 700.000. Los tipos de interés seguirán bajos lo que alivia el servicio de la deuda pública y permitirá mantener el déficit controlado, aunque dificulte el negocio bancario. No hay ninguna cifra que conduzca al pesimismo.

¿Nubarrones? Si, y no son económicos sino políticos. Fuera, la guerra de Siria y sus derivaciones parece ser el único trueno en un mundo en paz. Guerra que no tienen ningún interés por acabar los reales contendientes, los sunies y los chiíes. Dos productores de petróleo que no quieren que se desatasque otro potencial campo competidor. Lo de Corea del Norte no dejan de ser bravuconadas que no llegarán a nada. Trump ha resultado ser poco hábil en política, pero la economía USA funciona y el Brexit se muestra digerible para una Europa que siempre será pactista. Nada de verdad inquietante.

Quedan los riesgos políticos internos: la inestabilidad parlamentaria y el reto independentista. Son matizables. La primera porque Sánchez no va a contar con Podemos y Ciudadanos a la vez y eso imposibilita descabalgar a Rajoy. La segunda porque el Estado de Derecho poco a poco se va imponiendo.

De todas formas la inestabilidad política es algo repentino. Nadie esperaba que el imperio Soviético o Yugoslavia desaparecieran en unos pocos años. Ni que las primaveras árabes cambiaran el mapa político-militar de golpe. Así que son nubarrones lejanos pero de final inesperado. Mientras tanto, si todo sigue así: crecimiento del PIB español del 3,5% y 700.000 puestos de trabajo nuevos este año.