¿Quién financia a Arran? La contabilidad de la organización debe ser analizada


  • Para realizar cualquier actividad se necesita financiación ¿quien se la ofrece a Arran? Es una de las investigaciones que deben hacer las Fuerzas de Seguridad del Estado y el CNI. 

  • En cualquiera de sus acciones puede ocurrir una desgracia. Por tanto hay que tratarla como tal. Dejarlo en anécdota es equivocarse.

¿Quién financia a Arran?

¿Quién financia a Arran?

Etiquetas

¿Arran es una organización de descerebrados? Por sus acciones así parece. Pero cuando un grupo actúa de manera coordinada siempre hay un propósito y medios para llevarlo a cabo y siempre hay un cerebro y alguien le suministra financiación.

En este caso el propósito es “espantar el turismo” como camino a la independencia. Lo que ellos llaman: “Turismo Depredador”. El más popular, el de la clase media y trabajadora del mundo. Se trata de evitar que la economía y el trabajo que produce este sector cree sensación de bienestar que va contra el clima de insurgencia social que favorece la revolución que buscan.

Sus acciones no se dirigen contra el turismo multimillonario. Entre otros cosas, porque están fuera de su alcance. Arran pretende la independencia, no solo de Cataluña, sino de lo que ellos llaman “los països catalans”, por eso han atacado en Barcelona, también en Mallorca y, quizás planeen hacerlo en Valencia; son sus territorios de acción.

El ente político països catalans nunca existió en la historia, pero figura en su imaginario ideológico. Además pretenden que esa independencia se realice dentro de un modelo socialista o, mejor dicho, comunista. Es uno de los frutos de la corriente política de los independentistas. En el Frankenstein que han creado, Arran es su brazo más radical.

Es terrorismo, y no de baja intensidad 

Para realizar cualquier actividad se necesita financiación ¿quien se la ofrece a Arran? Es una de las investigaciones que deben hacer las Fuerzas de Seguridad del Estado y el CNI. Seguro que hay líneas que conducen a Administraciones Públicas que financian asociaciones cuyos fondos acaban en actividades anarquisto-independentistas como las de Arran. Pero si quisiéramos hacer uso de la imaginación podríamos, incluso, dirigirnos a servicios de inteligencia extranjera dispuestos a dinamitar el éxito del sector turístico español o grupos turísticos internacionales con intereses en otros lugares geográficos.

La contabilidad de Arran debe ser examinada; sus ingresos analizados y sus gastos auditados. Su página web clausurada, porque ahora es una organización delictiva. Las personas que utilicen la red para animar, difundir o expresar su ideología tienen que ser denunciadas e ir a los tribunales por exaltación del terrorismo.

Arran es terrorismo y, no de baja intensidad. En cualquiera de sus acciones puede ocurrir una desgracia. Por tanto hay que tratarla como tal. Dejarlo en anécdota es equivocarse. Y en la lucha antiterrorista nada se ha mostrado más eficaz que acabar con sus fuentes de financiación o la introducción de topos en su organización. Ya es tarde.