Abril cerró con 67.215 unidades en un mes habitualmente de más de cien mil

  • Madrid, 4 may (EFE).- Las matriculaciones de turismos cerraron abril con un fuerte descenso del 45,6% y un volumen de 67.215 unidades, en un mes que, durante varios años, estuvo bastante por encima de las 100.000 unidades.

Madrid, 4 may (EFE).- Las matriculaciones de turismos cerraron abril con un fuerte descenso del 45,6% y un volumen de 67.215 unidades, en un mes que, durante varios años, estuvo bastante por encima de las 100.000 unidades.

La variación porcentual se vuelve a colocar en línea con los retrocesos de los últimos meses y tras el paréntesis de marzo que hizo concebir alguna esperanza de recuperación con el descenso del 38% que se dio entonces, más de diez puntos porcentuales por debajo de lo que era la tónica en los últimos meses.

El mes de abril se ha confrontado con una comparativa interanual que el año pasado sorteó la Semana Santa y que este año no la ha podido evitar, con lo que en su registro ha contado con dos días hábiles menos para vender coches, una inactividad que resta a la cifra final entre 6.000 y 8.000 unidades.

Para establecer la comparación sobre magnitudes homogéneas, en el bimestre marzo-abril de este año, que absorbe el efecto estacional de la Semana Santa, se matricularon 143.718 turismos y todoterrenos, frente a los 248.263 del mismo periodo del año pasado, lo que supone un retroceso de 42,1%.

Esta evolución se acompasa con el dato del acumulado anual entre enero y abril de 265.210 matriculaciones que, sobre las 471.299 del mismo cuatrimestre del año pasado, implican un retroceso del 43,7%.

Sobre estos datos, el presidente de la asociación de importadores Aniacam, Germán López Madrid, ha alertado de que la trayectoria de este año se mueve en cifras similares a las de 1993, el año más negro del mercado automovilístico, sólo que ahora España tiene un 20% más de población activa.

Las distintas asociaciones automovilísticas se resignan ante la evolución continuada mes a mes de estas fuertes caídas de mercado, por lo que sus quejas se concentran en la negativa del Gobierno a promulgar ayudas directas de estímulo a la demanda, como ha ocurrido en países del entorno, con los resultados inmediatos de cambios de tendencia hacia el crecimiento de las ventas.

Un punto de apoyo en esta reivindicación sectorial son los resultados de Navarra, la primera en reeditar un Renove y que ha traído como consecuencia que las ventas por medio del canal de particulares se hayan incrementado en abril un 28% y que hayan hecho de esta comunidad foral el territorio con la caída mensual más moderada en las ventas globales (-7.5%).

Siguiendo la estela de las ayudas directas, Renault anunció hoy en España, para el mes de mayo, una campaña de descuentos de 1.000 euros en los precios finales de sus vehículos, si el cliente entrega un turismo de más de diez años de antigüedad o un vehículo comercial de más de siete, en ambos casos, de cualquier marca.

Pese a esta coyuntura, la patronal de concesionarios Faconauto deja entreabierta la puerta al optimismo y señala que los meses de mayo, junio y julio son tradicionalmente favorables a las ventas, por lo que es de esperar una ralentización de los retrocesos en ese periodo.

Los fabricantes de Anfac observan los efectos de la propuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de rebajar en un 20% el importe del Impuesto de Matriculación, porque no ocultan su temor a que estas ayudas no se coordinen con otras autonomías e incidan en distorsiones de mercado.

La estructura del mercado automovilístico español en abril ha dejado sentado que Volkswagen ha sido la marca líder de ventas, que el Renault Megane encabeza la matriculación de modelos, que marcas de coches económicos como Dacia y Smart, son las únicas que crecen, y que los todoterrenos grandes, con una reducción del 69,2%, ha sido el segmento más castigado.