Acusan a un ex policía estadounidense de haber asesinado a su tercera esposa

  • Washington, 7 may (EFE).- Un tribunal de Illinois acusó hoy formalmente al ex policía de Chicago Drew Peterson, el principal sospechoso de la desaparición en 2007 de su cuarta mujer, de haber asesinado a su tercera esposa, Kathleen Savio.

Acusan a un ex policía estadounidense de haber asesinado a su tercera esposa

Acusan a un ex policía estadounidense de haber asesinado a su tercera esposa

Washington, 7 may (EFE).- Un tribunal de Illinois acusó hoy formalmente al ex policía de Chicago Drew Peterson, el principal sospechoso de la desaparición en 2007 de su cuarta mujer, de haber asesinado a su tercera esposa, Kathleen Savio.

Peterson fue detenido hoy después de que un gran jurado, equivalente a un juez de instrucción, presentó cargos en su contra por haber matado a Savio, informó Charles B. Pelkie, fiscal del Condado de Will, en Illinois, a la cadena CNN.

El gran jurado también estudia si formula una acusación contra el ex policía por la desaparición de su cuarta esposa, Stacy Peterson.

Después de que Stacy desapareció en octubre de 2007, cuando tenía 23 años, investigaciones de los medios de comunicación y de la Policía revelaron que Savio falleció misteriosamente unos años antes durante un complicado proceso de divorcio de Drew Peterson.

Savio murió justo antes de que se repartieran los bienes matrimoniales, con lo que el ex policía se convirtió en el único beneficiario.

Apareció muerta en una bañera vacía, con un fuerte golpe en la zona izquierda del cuero cabelludo, el pelo empapado en sangre y con multitud de abrasiones y moretones en siete partes de su cuerpo.

Inicialmente se pensaba que era un accidente, pero su familia insistió en que Savio fue asesinada.

La investigación sobre la desaparición de la cuarta esposa provocó que las autoridades y la sociedad se volviera a interesar por la muerte de Savio.

El cuerpo de la tercera mujer de Peterson fue exhumado y otra autopsia llevada a cabo, la cual concluyó que murió víctima de "un asesinato disfrazado como un accidente".

Savio había conseguido una orden de protección en 2002, tras alegar abusos físicos y amenazas por parte del policía.

Mientras, Stacy sigue en paradero desconocido.

En opinión de su familia, ella nunca hubiera abandonado por propio deseo a sus dos hijos, entonces de 2 y 4 años.

Más bien creen que la joven, que se casó con el ex policía cuando tenía 17 años, estaba atemorizada por su marido, de quien, aseguran, pretendía divorciarse.

Drew Peterson niega cualquier implicación en la desaparición de Stacy y afirma que el 28 de octubre recibió una llamada de la que fuera su cuarta esposa en la que le decía que le había abandonado por otro hombre.