Alkorta asegura que la CCM no puede ser sometida subasta

  • Toledo, 14 may (EFE).- El director general del Grupo Caja Castilla-La Mancha, Xabier Alkorta, ha señalado hoy que la entidad "no puede ser sometida a subasta" y también que en la actualidad "estamos trabajando en un nuevo proyecto" y "el futuro lo vamos a escribir nosotros".

Toledo, 14 may (EFE).- El director general del Grupo Caja Castilla-La Mancha, Xabier Alkorta, ha señalado hoy que la entidad "no puede ser sometida a subasta" y también que en la actualidad "estamos trabajando en un nuevo proyecto" y "el futuro lo vamos a escribir nosotros".

Alkorta ha pronunciado estas palabras en el transcurso de un desayuno informativo organizado por la revista Ecos, cuyo invitado era el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y precisamente cuando este respondía a preguntas sobre CCM, Alkorta ha pedido la palabra y se ha dirigido a los numerosos asistentes al foro.

"No hay que tener en la cabeza que la solución a CCM venga de fuera o de una fusión, sino que lo que este equipo quiere es sacar un proyecto de futuro adelante", ha añadido Alkorta en su primera intervención pública desde su nombramiento tras la intervención de la Caja por el Banco de España a finales de marzo.

Alkorta, quien ha manifestado su compromiso de trabajar "por la propia identidad y la independencia de CCM", ha agradecido la posibilidad profesional que se le ha dado.

Ha comentado que lleva 41 años trabajando en el sector de las cajas, "sé lo que son y sabía, cuando me hicieron esta oferta profesional, adonde venía, sabía que me iba a encontrar con un grupo humano deseoso de dar lo mejor de sí mismo, y es lo que me estimula más. Hay un colectivo profesional dentro de la caja que está deseoso de marcar el futuro de la propia caja", ha asegurado.

El director general del grupo CCM ha destacado la importancia del componente territorial de cualquier caja, al tiempo que ha "relativizado" los problemas que han afectado a esta entidad en "un contexto general de crisis del sistema financiero mundial y de excesos que se han cometido en el conjunto de las cajas y que han ido en detrimento de la pérdida de la propia identidad" de éstas en relación con las economías domésticas y con las clases medias y las pymes, y esto lo "vamos a recuperar".

Ha insistido en que una caja con una presencia como la que tiene CCM, con una red de 600 oficinas y 2.800 empleados, no puede ser "sometida a un procedimiento de subasta al mejor postor", por el contrario, "necesitamos tiempo, y ya estamos trabajando en un proyecto para que, cuando se tenga que producir una reordenación en el sector de cajas, CCM tome la decisión que considere más oportuna, pero no que la decisión esté fuera de la propia caja", ha asegurado.

También ha resaltado otro "activo muy importante" que tiene la entidad, como es la confianza de los clientes, puesto que pese a que ha sido puesta a prueba durante 15 meses con la mala imagen que se intentaba dar de ella, ha perdido sólo el 9 por ciento de sus depósitos, "mayor prueba de fidelidad no puede haber".

"La solución está en nuestras manos, y no hay un colectivo profesional que tenga más interés en sacar su proyecto adelante como el de esta caja. Es un orgullo poder dirigirla en este contexto", ha afirmado Alkorta.

Ha elogiado el "capital humano", el conjunto de los trabajadores que está atravesando una situación profesional "que no tiene parangón, que está afectado en su dignidad y que su objetivo fundamental es defender los intereses de los clientes y de la propia caja, y eso es lo que me mueve a mí también".

Con anterioridad, José María Barreda ha respondido a preguntas sobre CCM y ha señalado que el hecho de que Alkorta asistiera al acto es una señal de cual es su deseo de trabajar para la caja y para Castilla-La Mancha.

Es una "señal clara para conseguir lo que deseamos": que Caja Castilla-La Mancha, en uso de la autonomía que le corresponde, haga lo que considere para que no haya perjudicados, ni entre los impositores ni los ahorradores, lo que está garantizado por la intervención del Banco de España y el aval del Gobierno.

Ha añadido que tampoco habrán de resultar damnificados los trabajadores, de manera que si hubiera que adoptar alguna decisión, se haga de forma pactada y consensuada.

Además, la entidad financiera habrá de seguir estando al servicio de la sociedad de Castilla-La Mancha: de los agricultores, los ganaderos o las pymes, ha dicho Barreda, quien ha opinado que todo esto "lo vamos a conseguir".