Almunia cree que la destrucción de empleo en España se irá moderando

  • Bruselas, 4 may (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, vaticinó hoy una moderación de la destrucción del empleo en España a lo largo del ejercicio, después de las cifras récord registradas en el primer trimestre.

Bruselas, 4 may (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, vaticinó hoy una moderación de la destrucción del empleo en España a lo largo del ejercicio, después de las cifras récord registradas en el primer trimestre.

"Es de esperar, y ya hay algunos indicadores en ese sentido, que la situación tienda a moderarse en los siguientes trimestres", explicó Almunia a los periodistas tras presentar las nuevas previsiones económicas de la Comisión Europea.

Según los cálculos de Bruselas, el paro español se situará este año en el 17,3 por ciento de la población activa en 2009 y el año que viene escalará hasta el 20,5%, muy por encima del 11,5% de media en la zona del euro y el 10,9% en los Veintisiete.

El ejecutivo de la UE elaboró sus pronósticos antes de la publicación de la última Encuesta de Población Activa -que confirmó que el paro afecta ya a más de 4 millones de trabajadores, el 17,36% del total- y de que el Banco de España informara de la caída histórica del PIB en los primeros tres meses del año.

En opinión de Almunia, las previsiones de Bruselas de evolución del mercado laboral español "son consistentes con la información ya disponible".

El comisario explicó que el ajuste económico en España se está traduciendo en un deterioro muy significativo del mercado de trabajo, "con una caída del empleo muy rápida y un aumento del paro consecuente con esa bajada".

Pero a su juicio, lo previsible es que no siga aumentando el ritmo de descenso del empleo, "y que poco a poco la actividad vaya siendo capaz de absorber el empleo que ha sido destruido hasta ahora".

A la pregunta de si el Gobierno debería adoptar nuevos planes de estímulo fiscal, Almunia advirtió de que las previsiones de déficit para este año (-8,6% del PIB) son "preocupantes" y dejó claro que, aunque a corto plazo hay que usar el gasto público para combatir la crisis, España debe dotarse de una "estrategia de salida" de esa situación deficitaria.

El comisario destacó, en cualquier caso, la cuantía de las medidas de impulso coyuntural puestas en marcha en toda la UE, tanto a nivel nacional como comunitario para este año y el próximo, por un importe total superior al 5% del PIB de los Veintisiete.

Confió en que esa inyección de fondos tendrá "un efecto muy positivo" sobre la demanda, y especialmente sobre el consumo, tanto público como privado.

Almunia consideró que, a la hora de decidir si tiene margen para nuevas medidas, las autoridades españolas deben tener en cuenta el rápido aumento de la deuda pública -Bruselas cree que va a pasar del 39,5% en 2008 al 62,3% en 2010- y que los costes para financiarla irán aumentando.

"A corto plazo hay que utilizar la política presupuestaria para impulsar la economía, porque no hay otros motores", subrayó el comisario, pero insistió en que habrá que volver al saneamiento fiscal, pues "una economía endeudada en sus familias, empresas y sector público no está en condiciones de afrontar un crecimiento sostenible".