(Ampl.) El sector textil reduce sus ventas un 7% hasta marzo y continúa bajando los precios

Etiquetas

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El sector textil sigue sin mostrar signos de recuperación y ha cerrado el primer trimestre del año con un descenso en la facturación del 7%, principalmente debido a los grandes descuentos de precios aplicados durante las rebajas, una política que se mantiene en la temporada de primavera-verano para intentar reactivar el consumo, según TNS Worldpanel.

En concreto, la facturación descendió en el primer trimestre hasta los 4.367 millones de euros, con un gasto medio por persona de 165 euros en el conjunto de los tres meses.

Las ventas en términos de volumen se mantuvieron estables y, aunque el consumidor compró entre enero y marzo aproximadamente el mismo número de prendas que en los tres primeros meses de 2008, lo hizo a un precio un 6% más económico de media.

Esta tendencia no se dio sólo durante los dos meses de la campaña de rebajas de invierno (enero y febrero), sino que se extendió también al mes de marzo, con un comienzo de temporada primavera-verano marcado por los grandes descuentos.

Así, el 40% de la facturación del sector textil en marzo procedió de productos rebajados o en promociones, mientras que el mismo periodo del año anterior el producto promocionado suponía sólo el 34% del mercado.

3.300 MILLONES DE VENTAS EN REBAJAS.

Según TNS, las rebajas fueron muy agresivas en precio (un 5% inferior al año anterior), lo que favoreció un ligero crecimiento del sector en volumen (1%) y atenuó la caída de la facturación registrada durante 2008.

Concretamente, las ventas se redujeron un 3% entre enero y febrero, hasta 3.313 millones de euros, frente a la caída del 5,9% en 2008. El gasto medio por persona durante estos dos meses de rebajas fue de 133 euros y el precio medio pagado por prenda rozó los 15 euros. De la facturación total, el 71% se destinó a productos rebajados, frente al 29% que supusieron los no rebajados.

CRECE LA TENDENCIA 'LOW COST'.

La directora de Worldpanel Fashion de TNS, Rosa López, señaló que esta mayor sensibilidad del consumidor al precio del consumidor sin renunciar al concepto de moda "está cambiando el panorama de la distribución española, no sólo por la mayor oferta de promociones para reactivar el consumo, sino porque cadenas de menor peso en el mercado español, como Primark, cobran mayor importancia".

Según detalló, esta firma desembarca en España con un posicionamiento en precio inferior a las cadenas líderes hasta en un 50% en algunos casos y ha logrado en un año llegar a casi 1,8 millones de clientes y alcanzar un 2% de cuota en volumen, situándose a los mismos niveles de participación que H&M.