Arena no está "preocupado" por sus nuevos bañadores tras "solicitar su ratificación a la FINA"

El español Rafael Muñoz asegura que sus tiempos "no dependen del bañador", ya que no es éste el que se mueve bajo el agua

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El jefe ejecutivo de la empresa Arena salió al paso de la controversia generada por el uso de sus nuevos bañadores y asegura "no estar preocupado", tras haber enviado "una solicitud de ratificación a la FINA antes del 31 de marzo", mientras los Jaked, que están siendo usados en los Campeonatos de Francia, ya han sido ratificados rodeados de polémica en el mundo de la natación.

En el centro de toda esta polémica se encuentra el traje de baño Jaked italiano que se está usando en los Campeonatos de Francia. La diferencia de estos bañadores es que están cubiertos totalmente de poliuretano para ayudar a lo atletas.

Tras el éxito de Jaked, otras empresas han intentado hacer algo similar, y ha sido Arena quien sacó un bañador de las mismas características para ayudar al Campeón Olímpico Alain Bernard a reducir su marca en los 100 metros libres, y bajar el récord mundial establecido en 46.94.

El francés fue segundo en la final del viernes tras volver a usar su viejo bañador, a 0.36 de Frederick Bousquet, que ganó con la tercera mejor marca de la historia (47.15) con un Jaked, lo que no ha hecho sino acrecentar la polémica.

A esto hay que añadir que, mientras el Jaked italiano ha sido ratificado por la Federación Internacional de Natación (FINA), el Arena todavía no lo ha sido, aunque desde la empresa aseguran que "la solicitud de ratificación fue enviada a la FINA antes del 31 de marzo", por lo que no les "preocupa" el tema.

RAFAEL MUÑOZ RECUERDA QUE SOLO SE PUEDE GANAR "CON MUCHO TRABAJO".

En medio de la polémica, y entre la diversidad de opiniones en el mundo de la natación, el español Rafael Muñoz, que batió el récord mundial de los 50 metros mariposa con un Jaked asegura que sus "tiempos no dependen del traje de baño".

"Si te lanzas al agua con él, no se mueve por sí mismo, y tiene menos flotabilidad que otros", recordó Muñoz, que no niega que el traje de baño Jaked "repele el agua y puede dar alguna ventaja más", lo que no impide que sus resultados "tan solo puedan ser conseguidos con mucho trabajo".

Sin embargo no todo el mundo es de la misma opinión, Lionel Horter, quien entrenaba a Amaury Leveaux cuando este consiguió la medalla de plata de los 50 metros libres en los Juegos de Pekín, critica que la FINA, según él, "haya roto las reglas del juego limpio", al permitir este tipo de bañadores.