Artistas chilenos manifiestan su solidaridad con el pueblo mexicano por la gripe AH1N1

  • Santiago de Chile, 8 may (EFE).- Artistas y representantes de la cultura chilena visitaron hoy la embajada de México en Santiago para manifestar su solidaridad y apoyo al pueblo mexicano frente a los actos de discriminación que ha sufrido por el brote de gripe AH1N1.

Artistas chilenos manifiestan su solidaridad con el pueblo mexicano por la gripe AH1N1

Artistas chilenos manifiestan su solidaridad con el pueblo mexicano por la gripe AH1N1

Santiago de Chile, 8 may (EFE).- Artistas y representantes de la cultura chilena visitaron hoy la embajada de México en Santiago para manifestar su solidaridad y apoyo al pueblo mexicano frente a los actos de discriminación que ha sufrido por el brote de gripe AH1N1.

La visita fue organizada por la presidenta del sindicato de actores de Chile, Fernanda García, y la directora del Festival Internacional de Teatro "Santiago a Mil", Carmen Romero, y contó con la presencia de importantes figuras de la música, el teatro y la televisión.

"En estos momentos en que México está sintiendo el golpe de una epidemia que ha lastimado mucho al país y que ha causado una gran preocupación en toda la sociedad mexicana, es importante sentir un poquito de cariño", dijo el embajador de México en Chile, Mario Leal Campos, quien los recibió con un desayuno en la embajada.

La reunión, que coincidió con los festejos del Día Nacional del Teatro en Chile, tuvo la presencia de la cantante Javiera Parra, la banda Los Bunkers, que reside habitualmente en México, y los populares actores Tamara Acosta, Delfina Guzmán y Francisco Reyes.

"Quisimos venir con el teatro y nuestros amigos músicos a decirles que aquí estamos, que los queremos, que vendrán tiempos mejores y que esto pasará", dijo a los periodistas Carmen Romero.

"Así como ellos (los mexicanos) han sido solidarios con nosotros en todos los momentos de la historia chilena, nosotros también queremos devolverles un poquito de ese tremendo cariño", añadió.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), México acogió a decenas de miles de exiliados chilenos, muchos de los cuales se asentaron definitivamente en ese país.