Atropello en un desfile frente a la familia real holandesa

AMSTERDAM (Reuters) - Un coche que irrumpió en un desfile en el que participaba la reina Beatriz y la familia real holandesa durante las celebración del Día de la Reina el jueves atropelló e hirió a varias personas, aunque a ningún miembro de la realeza.

El incidente ocurrido en la ciudad de Apeldoorn parecía ser deliberado, y las imágenes de televisión mostraron como el coche seguía conduciendo a gran velocidad tras atropellar a la multitud, hasta que se estrelló contra un monumento de piedra.

La princesa Máxima, esposa del heredero Guillermo Alejandro, parecía horrorizada tras presenciar la forma en que el coche negro embistió a la multitud e impactó con el monumento en el centro de la ciudad, a unos 90 km al este de Ámsterdam.

No estaba claro si la familia real era el objetivo.

Los medios holandeses informaron de que al menos 14 personas habían resultado heridas y que el conductor del Suzuki negro fue arrestado.

El Gobierno canceló el resto de las actividades oficiales por la festividad anual, cuando los ciudadanos inundan las calles y los canales de la ciudad para comer y beber y para comprar y vender artículos de segunda mano.