Bermejo lamenta la "sucesión de manipulaciones", pero admite que la cacería probablemente fue antiestética e innecesaria

MADRID, 17 (EUROPA PRESS) El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, remarcó hoy que la cacería en la que coincidió en Jaén con el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón "seguramente" fue inoportuna, antiestética e innecesaria pero alegó que "se ha manipulado un hecho en sí neutro". Aseguró no tener "nada" que ocultar y remarcó que en "ningún momento" se quedó sólo con el magistrado. "Yo ando por la vida por la derecha y no me oculto porque no tengo nada que ocultar y si en un momento dado he coincidido con un juez en un día de campo para cazar, sencillamente no tengo nada que ocultar y he estado rodeado de muchas personas", afirmó en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, donde reprobó las "mentiras" producidas en torno a este asunto. De todos modos, lamentó haber "dado pie" a la "sucesión de manipulaciones" que se han realizado. A su juicio, las circunstancias y la polémica que se han derivado alrededor de ese encuentro le "ponen en la pista" de su "inoportunidad". Sin embargo, indicó que es ahora cuando "se puede ver hasta dónde se puede llegar a manipular un hecho en sí neutro". Dicho esto, llamó a "no quedarse en la superficie y en la anécdota" porque detrás de los presuntos hechos de corrupción se está produciendo una "lucha interna" en el PP. "PP contra PP", remachó. En este sentido, emplazó al PP a explicar por qué se producen en este momento estos hechos y aclarar si se trata de "una lucha por el poder", que "se deriva en una falta de liderazgo de quien ahora encarna la alta magistratura en ese partido". Así, subrayó la importancia de que centren su atención en esclarecer este caso, en lugar de "echar cortinas de humo y disparar munición de calibre grueso contra las instituciones", que, agregó, "merecen respeto". Preguntado si el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le ha reprochado la coincidencia en la cacería, Bermejo negó tal posibilidad y agregó que fue el mismo quien dijo al jefe del Ejecutivo "¡vaya día!", después de haber visto "cómo se estaba manipulando el tema". Para el titular de Justicia, esta manipulación se enmarca dentro de la campaña electoral, por la que interesa poner "una cortina de humo espeso para intentar tapar las vergüenzas del PP, disparando contra las instituciones".