Bernanke pide reformar la supervisión bancaria para impedir crisis futuras

  • Washington, 7 may (EFE).- El presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, abogó hoy por acordar una estrategia integral para reforzar la supervisión bancaria en Estados Unidos y evitar de esa forma futuras crisis financieras.

Bernanke pide reformar la supervisión bancaria para impedir crisis futuras

Bernanke pide reformar la supervisión bancaria para impedir crisis futuras

Washington, 7 may (EFE).- El presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, abogó hoy por acordar una estrategia integral para reforzar la supervisión bancaria en Estados Unidos y evitar de esa forma futuras crisis financieras.

El titular del banco central estadounidense dijo en un discurso vía satélite ante la conferencia de la Fed en Chicago que las autoridades reguladoras deben mejorar no sólo la supervisión de bancos individuales sino también la del sistema financiero de su país en su conjunto.

De esa forma, añadió, las autoridades podrán detectar riesgos que pongan en peligro el flujo normal del crédito, las operaciones de mercado y el comercio.

Añadió que la actual crisis financiera, la peor desde 1930, ha mostrado "serias deficiencias" en distintas instituciones, como la ausencia de niveles adecuados de capital.

Bernanke afirmó, además, que muchos bancos no hicieron una planificación efectiva para poder vender activos "líquidos" si las condiciones económicas empeoraban y no tenían sólidas políticas de riesgo para detectar posibles problemas.

El responsable de la Fed no ofreció detalles sobre los resultados de las "pruebas de resistencia" efectuadas a los 19 mayores bancos de EEUU, que se darán a conocer hoy al cierre del mercado bursátil.

Ese plan del Gobierno, que se anunció en febrero, revelará si los bancos tienen suficiente capital para hacer frente a un agravamiento de la actual recesión.

Se espera que los reguladores recomienden a varios de los bancos analizados, como Citigroup, Wells Fargo y Bank of America, que eleven en miles de millones de dólares su capital.

Los bancos estadounidenses que no tengan suficiente capital tendrán un plazo de 30 días para elaborar un plan para hacer frente a la situación y seis meses para recaudar el dinero.

La Fed aclaró, de todos modos, que no permitirá que ninguna de las entidades revisadas en el programa se vaya a pique.