Carmen Alborch pide "transparencia" y espera que Camps haga una "declaración que despeje todas las dudas"

VALENCIA, 18 (EUROPA PRESS)

La portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Carmen Alborch, exigió hoy "transparencia" al PP y al presidente de la Generalitat y de esta formación en la Comunitat Valenciana, Francisco Camps, ante la declaración mañana de este último en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) después de que este órgano decidiera citarlo como imputado por un presunto delito de cohecho relacionado con el 'caso Gürtel'.

Alborch hizo estas declaraciones durante la visita que realizó esta mañana junto a varios ediles del PSPV a un solar del barrio de Benicalap en el que está pendiente la construcción de un colegio y un instituto. Se pronunció de este modo al ser preguntada por la comparecencia de Camps ante el TSJCV.

A este respecto, indicó que "es preciso" y "absolutamente necesario que la declaración se corresponda a la verdad" y esperó que el jefe del Consell "haga una declaración satisfactoria que despeje todo tipo de dudas".

La concejala señaló que le parece "bastante dudoso" que sea así y aseguró que el responsable autonómico "podía haber demostrado hace muchísimo tiempo que había pagado esos trajes, que no había habido ninguna conexión con la trama de corrupción y que, por tanto, la imputación de cohecho no tenía ninguna base".

Carmen Alborch consideró que "de momento, las dudas son enormes", tras lo que sostuvo que Francisco Camps "tiene la obligación de despejar esas dudas y de dejar a los ciudadanos y ciudadanas tranquilos o no respecto a sus responsabilidades".

Manifestó que confía en que "se desmadeje esta madeja que hay". "Hay mucho oscurantismo y lo que quiero es que haya transparencia, que nos digan la verdad y que haya transparencia. Eso es lo que exigimos", comentó. Tras ello, apuntó que este partido estará "atento a las declaraciones".

La portavoz municipal del PSPV recordó que el secretario general de esta formación, Jorge Alarte, "ha dicho que Camps debía dimitir" y señaló que "hay un cierto revuelo en torno a quiénes pueden ser los sucesores o sucesoras en el sillón de la Generalitat". Preguntada por si podría ocupar ese puesto la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, Alborch indicó que los populares "verán" porque "ése es su tema".

"Yo lo que espero y quiero es que la alcaldesa se preocupe de Valencia y que deje de preocuparse tanto de los asuntos internos del PP, que los tiene que esclarecer Camps", respondió. Agregó que lo que espera es que los miembros del PP "se aclaren, digan la verdad y se pongan a trabajar" porque "en momentos de crisis lo que tienen es que estar preocupados, no en sus juegos de poder y en los juegos de corrupción sino por las necesidades que tiene la ciudadanía".

Carmen Alborch aseguró que los gobernantes son "servidores públicos" y afirmó que, en consecuencia, lo que deben es "estar siempre preocupados de solucionar las necesidades y los problemas de la ciudadanía".