Chávez denuncia "chantaje" tras la detención de policías acusados de asesinato

  • Caracas, 3 may (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, denunció hoy el "chantaje" de algunos grupos de policías regionales molestos por el apresamiento de compañeros suyos que afrontan acusaciones por asesinato y otros delitos.

Chávez denuncia "chantaje" tras la detención de policías acusados de asesinato

Chávez denuncia "chantaje" tras la detención de policías acusados de asesinato

Caracas, 3 may (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, denunció hoy el "chantaje" de algunos grupos de policías regionales molestos por el apresamiento de compañeros suyos que afrontan acusaciones por asesinato y otros delitos.

Esas virtuales rebeliones policiales dijo que se han registrado en los últimos días con mayor énfasis en los estados de Mérida (oeste) y de Monagas (este), tras asesinatos en lo que se investiga las responsabilidades de policías que han sido detenidos.

Tras condenar la muerte del líder estudiantil socialista Yurber Ortega, fallecido tras ser tiroteado el martes pasado durante una protesta en Mérida reprimida por la Policía, Chávez dijo que "un número grande" de policías se declaró "de brazos caídos y no querían patrullar" debido a que nueve agentes involucrados fueron apresados.

"Nadie los está condenando todavía", dijo y reveló que ordenó a la Guardia Nacional (GN, policía militarizada) desarmar a los agentes que se nieguen a cumplir sus labores y a las autoridades regionales a prescindir de sus servicios y, de ser necesario, "eliminar esa policía" regional como institución.

"Aquí no podemos aceptar chantajes de ningún tipo y de nadie (...); imagínense que nos va a venir a chantajear un grupo de policías porque se investiga a otro grupo y por asesinato. ¡Hay que botarlos y enjuiciarlos, no se puede tolerar nada de eso!", exclamó.

Sobre Monagas, sostuvo sin más precisiones que un funcionario policial investigado por asesinato estaba siendo protegido por sus compañeros "en un sitio privilegiado", pero que él ordenó que fuera trasladado a la prisión militar del estado y que ahora "allá está".

Chávez condenó que los policías "se protejan unos a otros amparando crímenes" y que la forma en la que se ha actuado ante ello "es parte de la lucha contra el crimen organizado".

El jefe de Estado también llamó a los policías y a los organismos policiales a "sumarse al proceso de transformación que hay en el país", encaminado hacia lo que denomina "socialismo del siglo XXI".

Sobre el estudiante asesinado, reiteró que éste ejercía el derecho a la protesta pacífica, derecho que, remarcó, la Policía debe respetar independientemente de que las acciones sin el uso de la violencia sean organizadas por sus detractores o por sus seguidores.

El estudiante universitario fallecido militaba en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que lidera el propio Chávez, y protestaba por mejores condiciones educativas, en unas acciones de calle que se anunció que continuarán la próxima semana.

Ante la eventualidad de que esas protestas sean aprovechadas por "grupos violentos", el gobernador de Mérida, Marcos Díaz, decretó hoy la suspensión de actividades en la educación primaria y secundaria de forma indefinida, y lo propio hicieron las autoridades universitarias de la zona.