Comienza el derribo de la urbanización de El Encinar, en la playa de La Arena, en Arnuero (Cantabria)

Etiquetas

SANTANDER, 29 (EUROPA PRESS)

Los trabajos de derribo de la urbanización de El Encinar, ubicada en la playa de La Arena, en el municipio de Arnuero, han comenzado a primera hora de esta mañana, tal y como estaba previsto, según han confirmado a Europa Press fuentes de Inmobiliaria Arnuero, encargada de acometer las labores.

Además, estaba previsto que a partir de las 10 horas se iniciara la demolición del 'chiringuito' que Domingo Herrero, más conocido como 'Mingo', regenta en la playa de Ajo, en Bareyo, según ha indicado a esta agencia el alcalde, José de la Hoz.

Se trata de los primeros derribos ejecutados en la Comunidad Autónoma tras sentencia firme de demolición por parte de los tribunales.

En El Encinar --urbanización compuesta por cuatro bloques de edificios-- las labores se han iniciado con la demolición del bloque de 42 viviendas que estaban sin terminar de construir y, por tanto, sin habitar, aunque varias fueron vendidas en su momento a distintos propietarios. Sobre los 102 pisos restantes, ya construidos y habitados, también pesa sentencia de demolición.

"TODO LISTO"

Por su parte, en el 'chiringuito de Mingo' "está todo listo" para que, según lo previsto, se derribe a lo largo de la mañana de hoy "si el juez no lo remedia", manifestó el alcalde de Bareyo a Europa Press.

El regidor municipal se mostró así "muy afectado" por este hecho. "¡Cómo voy a querer yo que se derribe un edificio de un hombre que tiene 70 años de edad y que no tiene otro medio de vida!", expresó José de la Hoz, para quien "todo esto no es agradable para nadie, y menos para mi". "Y mucho menos para el pobre Mingo", agregó.

Sin embargo, reconoció que sobre el bar ubicado en la playa de Ajo pesa sentencia firme de derribo desde el año 2002, sentencia que es "de obligado cumplimiento". También recordó la "gran cantidad" de apercibimientos de los juzgados han al Consistorio en relación a este asunto y al retraso de la ejecución de la sentencia. "Llegados a este caso, el juez ya no admite más demoras", señaló el alcalde, al manifestar que "siete años de demora en la ejecución de una sentencia no se puede permitir". "No hay más solución que tirar (el chiringuito)", apostilló.

Por último, aseguró que desde el Ayuntamiento han pedido a los Servicios Sociales de la Mancomunidad que busquen una solución y presten ayuda a 'Mingo' y a su familia que "lo van a pasar mal".