Comienza la cumbre entre Rusia y la Unión Europea en Jabárovsk

  • Jabárovsk (Rusia), 22 may (EFE).- La XXIII Cumbre Unión Europea-Rusia comenzó hoy en la ciudad rusa de Jabárovsk, en el extremo oriente del país, con una reunión en la que ambas partes tratarán sobre la crisis económica, la energía y la seguridad europea, entre otros asuntos.

Comienza la cumbre entre Rusia y la Unión Europea en Jabárovsk

Comienza la cumbre entre Rusia y la Unión Europea en Jabárovsk

Jabárovsk (Rusia), 22 may (EFE).- La XXIII Cumbre Unión Europea-Rusia comenzó hoy en la ciudad rusa de Jabárovsk, en el extremo oriente del país, con una reunión en la que ambas partes tratarán sobre la crisis económica, la energía y la seguridad europea, entre otros asuntos.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, manifestó al abrir la reunión su esperanza de que estas conversaciones permitan a las partes "entender mejor las tareas de cooperación entre la UE y Rusia".

La cita comenzó anoche con una cena informal ofrecida por el mandatario ruso a la delegación encabezada por su homólogo checo y presidente de turno de los Veintisiete, Vaclav Klaus, en una residencia campestre situada en la localidad de Kransnoréchenskoye.

En este primer encuentro se habló de manera "relajada e informal" sobre la crisis económica, según dijo a los periodistas la comisaria europea de Relaciones Exteriores y Política de Vecindad, Benita Ferrero-Waldner.

Hoy, ambas delegaciones debatirán sobre la cooperación entre Rusia y la UE en el marco del G-20 y la implementación de anteriores acuerdos, informó la víspera el asesor de política exterior del jefe del Kremlin, Serguéi Prijodko.

Durante la cita de hoy está previsto discutir también las perspectivas de cooperación en materia energética y, en especial, la propuesta rusa para la creación de una nueva base legal internacional de cooperación en esta materia, agregó.

Pero, según Ferrero-Waldner, "en la propuesta de Medvedev hay algunas cosas interesantes, y debemos tenerlo en cuenta, pero no podemos empezar un nuevo acuerdo, sino trabajar con el que tenemos".

A su juicio, "lo importante es crear un marco en el que se encuentren cómodos productores, consumidores y países de tránsito".

La comisaria añadió que para la UE el cambio climático estará también entre las prioridades.

"Ahora que EEUU está más por la labor y también los chinos se muestran más abiertos, es muy importante que Rusia asuma su parte de responsabilidad, porque sólo así seremos capaces de llegar a los objetivos marcados" con vistas a la próxima cita de Copenhague, en la que se espera firmar un acuerdo que sustituya al protocolo de Kioto.

Discutirán también la propuesta de Rusia para la creación de un nuevo sistema de seguridad europea, que vaya más allá de la hegemonía de la OTAN.

La UE prefiere dejar esta discusión en manos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que iniciará un estudio más en profundidad de las ideas de Medvédev durante la reunión que celebrará en junio en Corfú (Grecia), dijo Ferrero-Waldner.

Asimismo, se evaluará conjuntamente la realización de una "hoja de ruta" para la formación de cuatro espacios comunes - económico; de libertades, seguridad y justicia; de seguridad exterior y de investigación científica, educación y cultura-.

"Una de las prioridades es la elaboración de un nuevo acuerdo base que sustituya al que rige actualmente y que entró en vigor en 1997", subrayó Prijodko, quien expresó su esperanza de que este ambicioso pacto esté listo antes de final de año.

Pero a juicio de la comisaria "es pronto para dar ninguna fecha", ya que aunque las negociaciones marchan bien "normalmente la parte más dura llega al final".

Asimismo, Rusia tiene intención de debatir el apoyo de Occidente a la política del presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, y también las responsabilidades de la UE en la política exterior de cada uno de sus países miembros.

Otro tema de discusión será la Asociación Oriental que firmó recientemente la UE con seis países del este.

"Parece que están nerviosos, y les reiteraremos que no se trata de esferas de influencia, pueden estar tranquilos, lo que queremos es fomentar acuerdos en asuntos como energía, movilidad, democracia y derechos humanos", aseguró Ferrero-Waldner.

Además, en el ámbito internacional está previsto un intercambio de opiniones en relación con los conflictos en Europa, como el arreglo de la situación en Chipre y Kosovo, así como los problemas relativos a Moldavia y Cisdniéster.