Competencia multa a HC Energía con 833.000 euros por abuso de posición

  • Madrid, 27 abr (EFE).- La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha sancionado a HC Energía con 833.000 euros por abuso de posición de dominio en el mercado de la distribución eléctrica, multa que se suma a las impuestas recientemente a Iberdrola, Endesa, Unión Fenosa y Viesgo por un valor conjunto de 35,8 millones.

Madrid, 27 abr (EFE).- La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha sancionado a HC Energía con 833.000 euros por abuso de posición de dominio en el mercado de la distribución eléctrica, multa que se suma a las impuestas recientemente a Iberdrola, Endesa, Unión Fenosa y Viesgo por un valor conjunto de 35,8 millones.

Al igual que entonces, el Consejo de la CNC considera que HC Energía habría obstaculizado la competencia al negar a la comercializadora de electricidad Céntrica información relevante para competir en el mercado.

En total, las cinco eléctricas que operan en España deberán pagar cerca de 37 millones de euros por obstaculizar el acceso al mercado a la citada comercializadora.

En un comunicado, la CNC recordó que tras la liberalización del sector eléctrico y para reducir los costes de información y promover la competencia en el consumo final, se obligó a las distribuidoras a crear una base de datos denominada SIPS.

Esa base de datos, que está en posesión de las compañías, contiene información detallada sobre los consumidores conectados a la red de cada distribuidor, una información considerada "de alto valor comercial para la actividad de suministro eléctrico".

En su resolución, el organismo supervisor considera acreditado que, al igual que en el caso de Iberdrola, Endesa, Unión Fenosa y Viesgo, HC Energía condicionó el acceso al SIPS al pedir que se aportaran previamente ciertos datos del cliente, algo que iría en contra de la normativa, que no dispone que el acceso pueda ser condicionado.

Competencia considera que esta conducta restringe la capacidad para competir de los comercializadores porque provoca una desventaja informativa que precisamente el regulador quiso neutralizar fomentando y facilitando el acceso a la información.

Además, contribuye a que las empresas verticalmente integradas consoliden su posición en los mercados de suministro de energía, sobre todo en aquellas zonas en las que controlan la red, compartimentando con ello el mercado nacional.