Critican el trato policial a los últimos detenidos por terrorismo en Bolivia

  • La Paz, 30 abr (EFE).- El ministro de Interior de Bolivia, Alfredo Rada, criticó el trato policial recibido por los dos últimos detenidos por una supuesta trama terrorista para atentar contra el presidente, Evo Morales, informaron hoy medios locales.

Critican el trato policial a los últimos detenidos por terrorismo en Bolivia

Critican el trato policial a los últimos detenidos por terrorismo en Bolivia

La Paz, 30 abr (EFE).- El ministro de Interior de Bolivia, Alfredo Rada, criticó el trato policial recibido por los dos últimos detenidos por una supuesta trama terrorista para atentar contra el presidente, Evo Morales, informaron hoy medios locales.

"No me parece correcta la forma como se los ha entregado a la Fiscalía", dijo Rada a la prensa en la noche del miércoles sobre el traslado a La Paz desde Santa Cruz, en el este del país, de los dos detenidos, acusados de integrar una banda terrorista internacional.

Rada se preguntó por qué los detenidos, Alcides Mendoza y Juan Carlos Gueder, "llegaron maniatados y con los ojos vendados", como se vio en las televisiones, con las ropas desgarradas.

Mendoza y Gueder son miembros de la organización autonomista radical Unión Juvenil Cruceñista (UJC) y se les acusa de complicidad con el grupo de presuntos terroristas descubierto en Santa Cruz en una operación policial el pasado día 16.

El abogado de Mendoza, Dember Pedrazas, denunció en las televisiones que su cliente le comentó que recibió "golpes durante su detención" y que se encontraba "dolorido".

Para el letrado, la imagen de los detenidos maniatados y con los ojos vendados "sólo se veía anteriormente, en época de dictadura" y agregó que el caso es "responsabilidad única y exclusiva del ministro de Gobierno (Interior)".

Por su parte, el fiscal Marcelo Sosa, que encabeza la investigación, lamentó hoy en la televisión Unitel las circunstancias de una detención que, aseguró, conoció el miércoles por la noche.

"Los responsables tendrán que responder, seguramente. Yo he cumplido con emitir el mandamiento de aprehensión, no lo he ejecutado. Lo ha ejecutado la Policía, tendrán que ser ellos quienes respondan, yo deslindo cualquier responsabilidad", agregó.

Se prevé que los dos detenidos sean sometidos hoy a una audiencia de medidas cautelares que podría determinar su ingreso en prisión preventiva si existen suficientes pruebas de su colaboración con la supuesta banda terrorista desarticulada el pasado día 16.

Ese día, los agentes abatieron en un céntrico hotel de la ciudad a tres supuestos mercenarios extranjeros, al boliviano con ciudadanía húngara y croata Eduardo Rózsa-Flores, al rumano de origen húngaro Árpád Magyarosi y al irlandés Michael Martin Dwyer.

También se detuvo al boliviano con pasaporte croata Mario Francisco Tadic Astorga y al húngaro Elöd Tóásó, que están en prisión preventiva en La Paz.

En una entrevista en octubre difundida por la televisión pública húngara tras su muerte, Rózsa-Flores explicó que su objetivo era preparar la defensa civil de Santa Cruz con miras a su independencia de Bolivia.

La región de Santa Cruz, junto a las de Beni, Pando y Tarija, organizó en 2008 sendos procesos autonomistas que les enfrentó al Gobierno de Evo Morales y que provocó episodios violentos entre opositores y partidarios gubernamentales.