Detienen a ocho personas involucradas en el ataque contra una boda en Turquía

  • Ankara, 5 may (EFE).- El ministro del Interior de Turquía, Beshir Atalay, anunció hoy que han sido detenidas ocho personas presuntamente implicadas en el ataque armado contra una boda que causó 44 muertos, en su mayoría mujeres y niños, en el sureste del país.

Ankara, 5 may (EFE).- El ministro del Interior de Turquía, Beshir Atalay, anunció hoy que han sido detenidas ocho personas presuntamente implicadas en el ataque armado contra una boda que causó 44 muertos, en su mayoría mujeres y niños, en el sureste del país.

"El fiscal del Estado ha estado trabajando toda la noche escuchando a los testigos. Ocho personas han sido capturadas y encarceladas, y sus armas confiscadas", declaró Atalay a la prensa en el aeropuerto antes de viajar al lugar de los hechos.

Los sospechosos están siendo interrogados por la gendarmería turca para recabar información.

"Todos los atacantes son de la aldea. Hay personas con diferentes nombres familiares pero tanto los muertos como los sospechosos tienen en su mayoría el mismo nombre familiar", agregó el responsable turco.

"Según nuestras primeras informaciones, se trata de un ataque por hostilidades entre familias del pueblo", recalcó Atalay.

El ministro descartó así que el grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) esté detrás del ataque armado contra los asistentes al enlace.

Atalay también redujo el número de muertos a 44, en lugar de los 45 cifrados hasta entonces, y precisó que entre los fallecidos hay seis menores y 16 mujeres.

La posibilidad de un atentado terrorista estuvo presente ya que la mayoría de los hombres que asistían a la boda eran guardias rurales, paramilitares kurdos leales a Ankara que luchan contra el PKK.

Los hechos sucedieron cuando gran parte de los vecinos de la localidad de Bilge, en la provincia de Mardin, se congregaron en dos casas para celebrar la boda de la hija del jefe de la aldea, Cemil Celebi.

Sobre las 21.30 hora local de ayer, un grupo de hombres con el rostro cubierto asaltó las casas, a las que llegaron desde cuatro direcciones distintas y dispararon ráfagas de ametralladora contra los asistentes de forma indiscriminada durante un cuarto de hora.

La aldea de Bilge, donde viven 32 familias, tiene una población total de 300 personas, la gran mayoría apellidadas Celebi, y prácticamente todos los vecinos tenían conocimientos en el manejo de armas debido a su condición de guardias rurales.

Según el canal de televisión NTV, la novia, Sevgi Celebi, y el novio, Habip Ari, se encuentran entre los fallecidos, así como el mulá Kazim Ozan, encargado de celebrar el enlace.

En esa región de Turquía los disparos al aire para festejos y otros acontecimientos son habituales, por lo que en un principio pasaron desapercibidos para los guardias rurales en servicio cerca de la aldea.

La región donde se ha producido el tiroteo está cerca de la frontera con Siria y está azotada estos días por tormentas de arena que dificultan la visibilidad más allá de 10 metros, y las comunicaciones.

Los heridos han sido trasladados al cercano hospital de Mardin, la capital de la provincia del mismo nombre, situado a 40 kilómetros de donde se produjo la masacre.

El Ejército ha acordonado Bilge y sólo se permite la entrada a las fuerzas de seguridad y a las ambulancias.

Los ministros de Interior, Beshir Atalay; Justicia, Sadullah Ergin; y Agricultura y Aldeas, Mehti Eker, viajan en dirección a Mardin para conocer de primera mano la situación.

En el Ministerio del Interior se ha creado un centro de gestión de crisis para seguir los acontecimientos en el que es el ataque más sangriento contra una aldea en los últimos 15 años.

El PKK cometió atentados parecidos en la década pasada, pero un ataque armado contra objetivos civiles de forma indiscriminada no se ha llevado a cabo en los últimos años.