Dimite el primer ministro de Nepal

KATMANDÚ (Reuters) - El primer ministro de Nepal, el maoísta Prachanda, renunció a su cargo el lunes después de una crisis provocada por la destitución del jefe del Ejército del país, hundiendo a la república himalaya en la confusión política.

El Gobierno liderado por los maoístas, que lleva ocho meses en funciones, destituyó al general Rookmangud Katawal el domingo, acusándole de desobedecer instrucciones al no contratar nuevo reclutas y negarse a aceptar la supremacía del Gobierno civil.

Pero el presidente Ram Baran Yadav, que proviene de un partido opositor y es comandante en jefe del Ejército, dijo que la medida era inconstitucional.

El primer ministro hizo un discurso transmitido por televisión en el que informó de su renuncia al gabinete.

"Hemos realizados esfuerzos suficientes para forjar un consenso pero varias fuerzas han estado activamente en contra y alentado al presidente a tomar el paso inconstitucional y antidemocrático (de mantener a Katawal en el cargo)", dijo.

La crisis supone un gran golpe al acuerdo de paz de 2006, que terminó con una década de guerra civil entre el Ejército y los maoístas. El acuerdo de paz llevó a los maoístas a la política y a un triunfo electoral el año pasado.

Cientos de policías antidisturbios vigilaban las principales intersecciones de calles en la capital nepalí el lunes, pero no había señales obvias de disturbios o protestas callejeras.

Los líderes maoístas dijeron que iniciarían protestas callejeras contra lo que ellos dicen es una apropiación del poder por parte del presidente.

Los analistas creen que es poco probable que se celebren nuevas elecciones. Al parece, los otros partidos de Nepal se están alistando para un nuevo Gobierno, con o sin los maoistas. El principal partido opositor, el Congreso Nepalí, y el partido comunista moderado, el UML, dijo que ambos podrían intentar formar un nuevo Gobierno.

"Queremos un Gobierno de consenso nacional", dijo Prakash Sharan Mahat, líder del Congreso Nepalí.