Economistas alertan sobre el grave daño estructural de la economía de Venezuela

  • Caracas, 13 may (EFE).- Economistas venezolanos alertaron en un documento divulgado hoy sobre el presunto grave "daño estructural causado a la economía" del país por las políticas "represivas" que el Gobierno del presidente Hugo Chávez ha implementado en el sector.

Caracas, 13 may (EFE).- Economistas venezolanos alertaron en un documento divulgado hoy sobre el presunto grave "daño estructural causado a la economía" del país por las políticas "represivas" que el Gobierno del presidente Hugo Chávez ha implementado en el sector.

El escrito está firmado por 18 expertos venezolanos, entre ellos el ex director del Banco Central de Venezuela (BCV-emisor) Domingo Maza Zavala y el ex ministro de Planificación Teodoro Petkoff, e intenta alertar "sobre el impacto negativo" de la política económica de la "revolución" bolivariana.

En opinión del grupo de economistas, las políticas del Gobierno basadas "en controles de variada naturaleza, represión económica y vulneración de los principios constitucionales de libertad económica y derecho de propiedad han generado graves distorsiones en los patrones de producción y consumo".

Los expertos destacaron que "la inflación ha tomado fuerza, no obstante la vigencia de controles de cambio y de precios" desde febrero y marzo de 2003, respectivamente, "y el sostenimiento de un tipo de cambio fijo e invariable desde comienzos de 2005", con tasa de 2,15 bolívares por dólar.

La inflación en Venezuela cerró en 2008 con una tasa de 30,9 por ciento, la más alta de la región, y registra un acumulado de "556 por ciento" en los 10 años del Gobierno "revolucionario" de Chávez, de acuerdo con el documento.

"El desequilibrio de los mercados y la incapacidad de la política monetaria del Banco Central contribuyeron a crear intensas presiones sobre los precios de los bienes, especialmente de primera necesidad", apuntaron los economistas.

El Gobierno de Chávez "ha enfrentado esas presiones con controles de precios, de cambio y con represión sobre el aparato productivo privado cada vez que supone conductas alejadas de sus propios parámetros, los cuales resultan ajenos por completo a las realidades de la economía y de los mercados", añadieron.

A su juicio, la crisis mundial encuentra a Venezuela, quinto exportador mundial de crudo, "con una dependencia casi total del ingreso petrolero", el cual, según datos oficiales, ha mermado en casi alrededor del 50 por ciento debido al derrumbe del precio del barril.

La bajada en los ingresos nacionales ha obligado al Gobierno "revolucionario" ha restringir la asignación de divisas, que han caído en más del 37 por ciento en los primeros cuatro meses del año según datos gubernamentales y empresariales.

La crisis mundial se registra en momentos en que la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) estaría, según el grupo de economistas, "sensiblemente deteriorada en su capacidad gerencial, operativa y financiera, y con un aparato productivo privado que ha sido premeditadamente asfixiado".

Chávez ha resaltado la solidez financiera y operativa de PDVSA, y atribuido las versiones de que la industria estaría en quiebra debido a la mala gerencia y la corrupción a una presunta "campaña de desestabilización" impulsada por sectores de la "derecha" locales y extranjeros.

El jefe del Estado ha reiterado que el descenso de los ingresos petroleros no afectará el gasto social de su Gobierno, financiado especialmente con los dividendos de la petrolera y de otras empresas nacionalizadas por su Gobierno como la telefónica CANTV.

Chávez impulsa el modelo socialista en Venezuela mediante la aplicación de políticas dirigidas a instaurar la propiedad social y las empresas de producción social, además de modelos de gerencia y contraloría en manos de comunidades organizadas, entre otros.

El análisis fue publicado este miércoles por varios medios locales y lo firmaron, además de Maza Zavala y Petkoff, otros destacados economistas como Pedro Palma, ex presidente de la Cámara Venezolano-Americana de Industria y Comercio (Venamcham), y José Guerra, ex funcionario del BCV.