Eduardo Galeano considera que los planes del G20 son un "chiste de humor negro"

  • México, 4 abr (EFE).- El escritor uruguayo Eduardo Galeano calificó hoy de "chiste de humor negro" la decisión del G20 de destinar un billón de dólares a los organismos financieros internacionales para enfrentar la crisis, porque en su opinión significa "burlarse de los burlados".

Eduardo Galeano considera que los planes del G20 son un "chiste de humor negro"

Eduardo Galeano considera que los planes del G20 son un "chiste de humor negro"

México, 4 abr (EFE).- El escritor uruguayo Eduardo Galeano calificó hoy de "chiste de humor negro" la decisión del G20 de destinar un billón de dólares a los organismos financieros internacionales para enfrentar la crisis, porque en su opinión significa "burlarse de los burlados".

"Me han dicho que los van a canalizar a través del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM). Es un chiste de humor negro, sin duda, no puede ser verdad", afirmó en una entrevista con Efe en México.

Esa medida es "para burlarse de los burlados, para echar sal sobre la herida porque eso no me lo puedo tomar yo en serio", afirmó.

Galeano ha participado estos días en varios actos en la capital mexicana para promocionar su último libro, "Espejos", una colección de seiscientos relatos reales con la que pretende condensar la historia de la humanidad.

Según el escritor y activista, la decisión del G20 no tiene lógica porque, de entrada, el FMI y el BM "no son organismos internacionales".

"En primer lugar porque hay una potencia que tiene derecho en los dos, que es Estados Unidos. Y en segundo lugar porque las decisiones las toman en el Fondo Monetario cinco países y en el Banco Mundial ocho".

Por esta razón, Galeano considera que ninguno de los dos expresa "la voluntad del mundo", sino la de "los amos del mundo, que son los que están empujando al planeta al abismo".

"Son los que nos han impuesto a nosotros, los del sur del mundo, a través justamente del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, nos han impuesto la religión del mercado, han hecho puré el Estado, han hecho mierda el Estado en los países del sur y nos han obligado a bailar salsa al ritmo de la orquesta del Titanic", opinó.

Además, Galeano consideró que "con toda la plata que le están dando a los culpables de la bancarrota universal, recompensándolos por el desastre que ellos mismos ocasionaron, con todo ese dinero se podría acabar con el hambre en el mundo".

"Dar de comer a los hambrientos de aquí a la eternidad con postre incluido", matizó, al ser consultado sobre un informe de la ONG Oxfam previo a la cita del G20, según el cual con los 8.420 billones de dólares de dinero público comprometidos por los Gobiernos del mundo rico para el rescate del sector bancario podría eliminarse la pobreza mundial durante los próximos cincuenta años.

"Se queda corto", agregó sobre esa hipótesis.

De la cumbre de Londres, lo único que le pareció positivo fue que "al parecer se han puesto de acuerdo todos en que hay que acabar con el secreto bancario".

En ese sentido se refirió a una polémica surgida en los últimos días en su país, cuando el precandidato presidencial del oficialista Frente Amplio, José Mujica, mostró su disposición a levantar el secreto bancario si es elegido presidente.

En respuesta salió el ex ministro de Economía Ignacio de Posadas, quien rechazó esa posibilidad arguyendo que el secreto bancario "es un derecho humano", recordó Galeano.

"Una frase inmortal para la antología de la infamia", dijo el escritor uruguayo.

En referencia a su libro "Espejos", explicó que al principio se sintió "muy asustado" al descubrir los derroteros por los que le estaba llevando.

"Era un proyecto tan loco que yo mismo me asusté hasta que me acordé de una canción de Pedro Infante que dice 'Tan grande no puede ser este mundo si cabe en cinco letras", y eso me estimuló", ironizó.

"Lo que hace el libro es burlarse de las fronteras del tiempo y el mapa, salta de un tiempo al otro y de un lugar al otro con toda fluidez, con toda naturalidad, tratando de contar la historia grande desde la historia chica", explicó sobre la obra el autor de "Las venas abiertas de América Latina" y "Memoria del fuego".