El alcalde de Outeiro de Rei inicia una ofensiva negociadora para salvar la planta de Pascual

  • Santiago de Compostela, 6 may (EFE).- El alcalde de Outeiro de Rei (Lugo), José Pardo Lombao, inició hoy su ofensiva negociadora para salvar la planta que Leche Pascual tiene en este municipio con una reunión con la Dirección General de la fábrica, que no obstante le confirmó el ERE para toda la plantilla, de 155 trabajadores.

Los sindicatos culpan a la distribución de la situación del sector y piden a la Xunta que investigue

Los sindicatos culpan a la distribución de la situación del sector y piden a la Xunta que investigue

Santiago de Compostela, 6 may (EFE).- El alcalde de Outeiro de Rei (Lugo), José Pardo Lombao, inició hoy su ofensiva negociadora para salvar la planta que Leche Pascual tiene en este municipio con una reunión con la Dirección General de la fábrica, que no obstante le confirmó el ERE para toda la plantilla, de 155 trabajadores.

Pardo Lombao se mostró a Efe algo pesimista sobre la situación de este centro de Pascual pues, tal y como le trasladó su responsable, el grupo sufre un "problema de ventas del producto y no puede sostener todas las factorías", por lo que la de Lugo es una de las que en este momento cuenta con un ERE porque la compañía "prefiere mantener las que están más cerca de los centros de consumo".

No obstante, el regidor de Outeiro de Rei mantendrá todo tipo de contactos para evitar el cierre de la fábrica, cuyos empleados son de la provincia de Lugo, y por ello tiene previsto reunirse tanto con el comité de empresa como con los sindicatos y alcaldes de la zona desde mañana mismo "para ver cómo se les puede ayudar" ya que, además, todos los empleados son lucenses.

El alcalde mantendrá además esta misma semana un encuentro con el conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, para tratar esta situación.

"Hablé con el conselleiro y me dijo que estaba a mi disposición para hablar. Yo le pedí una reunión en cuanto disponga de datos para ver cómo se puede salvar Pascual o quién la puede comprar y salvar los puestos de trabajo y la recogida de leche", precisó.

Pardo Lombao destacó el "grave" problema que tienen los ganaderos y las industrias que se deriva de la "entrada de leche francesa a un precio bajísimo", y por ello emplazó a los Gobiernos a "tomar medidas serias en este asunto".