El anciano degollado bajo un puente de Lanzarote recibió una brutal paliza

  • Arrecife de Lanzarote, 15 may (EFE).- El anciano cuyo cadáver apareció hoy degollado y maniatado bajo un puente en las inmediaciones de la Machacadora, en el municipio lanzaroteño de Tías, recibió una brutal paliza antes de ser asesinado.

Arrecife de Lanzarote, 15 may (EFE).- El anciano cuyo cadáver apareció hoy degollado y maniatado bajo un puente en las inmediaciones de la Machacadora, en el municipio lanzaroteño de Tías, recibió una brutal paliza antes de ser asesinado.

Fuentes próximas al caso señalaron a Efe que esta es una de las primeras conclusiones que han sacado los investigadores tras efectuar las primera inspección ocular al cadáver del fallecido, que ha sido identificado como Víctor Carmelo R.P., de 69 años de edad.

La víctima, natural de Gran Canaria y residente en Lanzarote desde hace muchos años, apareció con su cabeza cubierta por una bolsa de plástico.

El cadáver presentaba numerosos y profundos cortes en el cuello, aunque no llegó a ser completamente decapitado como un testigo afirmó en un principio, posiblemente confundido por la escasa iluminación existente en el habitáculo.

La víctima era natural de Gran Canaria y residente en Lanzarote desde hace muchos años y los investigadores aguardan ahora los resultados de la autopsia para conocer más detalles del suceso.

Fuentes próximas al caso confirmaron que un equipo de especialistas de la Guardia Civil con base en Gran Canaria se desplazó a Lanzarote tras el hallazgo para colaborar en la investigación.

Según confirmaron a Efe testigos presenciales, el cadáver fue descubierto por tres jóvenes lanzaroteños residentes en la localidad de Playa Honda cuando paseaban en bicicleta por la zona.

Añadieron que fueron precisamente los muchachos quienes alertaron a los servicios que emergencia, que movilizaron a las policías locales de San Bartolomé y Tías, así como a la Policía Nacional y la Guardia Civil, ya que en un principio no estaba claro el emplazamiento del cadáver.

Fuentes policiales confirmaron que el fallecido residía habitualmente bajo el puente donde fue hallado su cadáver, en el que había construido una especie de habitáculo utilizando maderas y otros elementos para cerrar la zona.

Con anterioridad había vivido en otras infraviviendas del mismo tipo existentes en la zona, señalaron las fuentes.