El auditor advierte de la "incertidumbre" sobre la continuidad de SOS si no refinancia su deuda

Las acciones aportadas por los Salazar como garantía al crédito de SOS a Cóndor Plus reducen su valor neto un 93%, hasta 14 millones

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

KPMG, auditora de las cuentas del Grupo SOS, advierte de que existe "incertidumbre" sobre la continuidad de la compañía si no refinancia su deuda con las entidades financieras u obtiene una confirmación expresa de que el incumplimiento de determinadas condiciones del préstamo sindicado suscrito en diciembre no tendrá como resultado una declaración de vencimiento anticipado.

El grupo presenta al cierre del ejercicio 2008 un fondo de maniobra negativo por un importe de 1.096,6 millones de euros, tras clasificar a corto plazo deudas a largo plazo por importe de 676,8 millones de euros procedentes del citado préstamo sindicado.

Se trata de parte del crédito de 994 millones de euros que SOS firmó en diciembre con 35 entidades para financiar la compra de la italiana Bertolli, condicionado al cumplimiento de determinados ratios financieros al cierre del ejercicio (Ebitda, activos e ingresos) que no se han alcanzado.

Por este motivo, KPMG supedita la capacidad de la compañía para "realizar sus activos y liquidar sus pasivos" a la refinanciación de la deuda o a la exención de la declaración de vencimiento anticipado del crédito sindicado.

A este respecto, la compañía destaca en la memoria de sus cuentas anuales que está inmersa en negociaciones con las entidades participantes en el préstamo y confía que no se declare el vencimiento anticipado, al defender que puede afrontar los pagos basándose en la "fortaleza" de sus marcas y el crecimiento de los mercados donde opera, entre otros factores.

Además, el consejo de administración del grupo aprobó ayer realizar una ampliación de capital con prima de emisión por un importe total de hasta 200 millones de euros, que "reforzará" su solvencia patrimonial y le permitirá cumplir "holgadamente" con sus compromisos de pago.

A la suscripción de este aumento de capital se han comprometido accionistas que representan al menos un 35% del capital de la compañía. Entre ellos, según avanzó ayer este órgano, no figuran los tres consejeros de la familia Salazar, que de este modo verán diluida su participación en la sociedad (ahora más de un 28%).

25 MILLONES DE "DUDOSA RECUPERABILIDAD".

En cuanto al crédito de 212,7 millones de euros concedido a la sociedad de los Salazar Cóndor Plus (ahora denominada Pahes Desarrollo Empresarial), detalla que el valor neto garantizado de las acciones puestas en garantía se sitúa actualmente en 14,12 millones de euros.

Este valor supone una reducción del 93% respecto a los 214,29 millones de euros contabilizados al cierre de 2008. Por este motivo, el consejo de administración ha acordado realizar una provisión por deterioro por importe de 190 millones de euros.

Además, en lo que va de año, se han producido entregas a cuenta a sociedades ligadas a los hermanos Salazar por un importe de aproximadamente 25 millones de euros, cuya recuperabilidad se considera "dudosa" y que los administradores están evaluando.

EL CONSEJO SE SUBIÓ EL SUELDO UN 4,8%.

Por otro lado, la compañía remitió a la CNMV el informe anual de gobierno corporativo del grupo, en el que se revela que retribuyó a su consejo de administración, integrado por 15 miembros, con 1,74 millones de euros en 2008, lo que supone un incremento del 4,8% en relación al ejercicio precedente.

Los cuatro consejeros con carácter ejecutivo, entre los que se incluyen los hermanos Jesús y Jaime Salazar, percibieron un total de 1,27 millones de euros, el 72% del total, y un 4% más en relación a un año antes.

El consejo de administración de la compañía está integrado por quince miembros: cuatro ejecutivos, cinco dominicales, cuatro independientes y dos externos.

En 2008, los consejeros externos dominicales percibieron un total de 272.000 euros, un 10% más; los cuatro independientes, 81.000 euros, un 118% más, frente a los 37.000 euros de 2007; y los dos externos, 124.000 euros, un 16% menos.

En cuanto a la alta dirección, la compañía la retribuyó con un total de 2,22 millones de euros el pasado año, lo que arroja un incremento del 16,2% en relación a 2007.