El Barça se comió al león con un festín de goles


El Barcelona ha ganado el primer título de una temporada que se avecina antológica si cumple las expectativas. Once años sin ganar un torneo, la Copa del Rey, que este año tiene tanta importancia como los demás, como ha reconocido Guardiola en incontables ocasiones. El Athletic, pese al despliegue de aficionados y almas que acompañaron al equipo hasta Valencia, no ha sabido imponerse ante el rodillo blaugrana que se lleva para sus vitrinas el 25º título copero.

El desarrollo táctico de Caparrós dejó claro desde el inicio que los leones iban a por el partido. Tras unos primeros minutos algo trabajos en los que parecía que el Barça no se asentaba en el campo, Toquero adelantó a los suyos (min. 8′) con un impecable remate de cabeza que no supo atajar el guardamenta Pinto y hacía soñar a la masa rojiblanca con la ansiada Copa.

El Barça, que comenzó con un dibujo sobre el terreno poco habitual, con Touré y Piqué ejerciendo de centrales, se limitó a rechazar las estampidas de los bilbaínos y no supo dar salida al balón con la holgura a la que nos tiene acostumbrados.

El centro del campo blaugrana, con Busquets, Keita y Xavi ejerciendo casi más de rompedores, tardó en engrasar la maquinaria que, cuando  funciona, se antoja imparable. Enfrente tenían a once jugadores enchufadísimos (especialmente Toquero y Javi Martínez) que, como ha quedado demostrado, terminan por sufrir las consecuencias de los que se atreven a jugarle de tú a tú a los campeones. Media hora tardó en meter el primero un Yaya Touré (min. 31′) que subsanaba sus primeros errores con un trallazo que se coló desde la frontal. El guión inventado por Caparrós no resultó como hubiera deseado el utrerano.

Indiscutibles en juego

La segunda parte se desarrolló como era de esperar. Messi regaló dos avisos que anticipaban que el Barça también le ponía ganas al título. En escasos diez minutos (min. 54′), el argentino silenciaba medio Mestalla (casi repleto de aficionados llegados desde Bilbao) tras recoger un balón muerto que no cesó de entrar en la portería.

Bojan, uno de los héroes de esta Copa, recibió su regalo en forma de un nuevo gol (min. 57′) para meter a los suyos la final en el bolsillo. Pese a los últimos intentos de Caparrós y un doble cambio con clara intención atacante, el Barça gana cuando disfruta sobre el campo. Los últimos minutos ya se desarrollaban bajo las enseñazas del equipo de Guardiola, que ya le tenía tomadas las medidas a la portería rival. Tanto es así que Xavi (min. 63′) finiquitaba el encuentro por medio de una magistral falta que destrozó la ilusión de los leones. El Barça enmarca su primer triunfo, y estrena la fuente de Canaletas que disfruta ya con una temporada de videoteca de los herederos del ‘Dream Team’.