El Clínic de Barcelona lidera una investigación para secuenciar el genoma de la leucemia

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

El Hospital Clínic de Barcelona lidera en España una investigación para secuenciar el genoma de la leucemia linfática crónica, que tiene base genética, para mejorar el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad, en el marco de un ambicioso proyecto internacional con otros ocho países para secuenciar en cinco años el genoma de 50 tumores de alto impacto.

La iniciativa cristalizó en Canadá en 2007 con la creación del Consorcio Internacional para la Genómica del Cáncer que, tras el desciframiento del genoma humano en 2001 e investigar posteriormente su variabilidad en función de las enfermedades, ahora se propone analizar las alteraciones del genoma de los cánceres más frecuentes.

Ésta es la primera vez que España participa en un "gran proyecto mundial" relacionado con el genoma, que eventualmente en este caso pretende identificar nuevas dianas y fármacos para mejorar el tratamiento de los cánceres estudiados, explicó en rueda de prensa el director clínico del Centro de Diagnóstico Biomédico del Hospital Clínic, Elías Campo.

Campo consideró el proyecto un "desafío conceptual, tecnológico y organizativo sin precedentes" para España, que trabaja en red con centros de Oviedo y Salamanca, el Instituto Catalán de Oncología (ICO), el Centro de Regulación Genómica de Barcelona, el Centro Nacional de Investigación Oncológica, el Centro Nacional de Bioinformática, el National DNA And Tumor Bank Networks y el Spanish Cancer Resarch Network.

Esta semana han comenzado las tareas de secuenciación del genoma de dos pacientes con leucemia linfática crónica --la más frecuente en Occidente que supone el 40% de las leucemias--, en una primera fase de la investigación, que también debe establecer los criterios bioéticos del proyecto y seleccionar a 500 pacientes en total para tomar muestras de su genoma y secuenciarlo.

En una segunda fase, se realizará la "secuenciación masiva de las muestras", para finalmente interpretar los datos y compararlos con sus historias clínicas, lo que se pondrá en común con el resto de païses: Canadá, Reino Unido, Australia, China, Estados Unidos, India, Japón, Francia.

Por el momento, éstos estudiarán los cánceres de mama, páncreas, sistema nervioso central, ovario, pulmón e hígado. Más adelante, el consorcio encargará investigar más tumores, hasta llegar a 50, a estos países o a nuevos, explicó Campo.

El proyecto está financiado en 10 millones por el Ministerio de Ciencia e Innovación, a través del Instituto de Salud Carlos III, cuyo director, José Navas, reveló que en tres años requerirá otros 30 millones --15 de los cuales aportará el Gobierno central y los otros 15 la Generalitat-- para la creación de un centro de regulación genómica.

Navas atribuyó a la "larga trayectoria", "idea y liderazgo", "tecnologías adecuadas" y al buen ambiente, el hecho de que el Clínic haya logrado coordinar esta investigación "extraordinaria" en red con otros centros de España.