El Clínic de Barcelona pide más medios para detectar a tiempo las anemias hereditarias

Etiquetas

BARCELONA, 6 (EUROPA PRESS)

El Hospital Clínic de Barcelona reclamó hoy más medios para detectar a tiempo la talasemia mayor y la anemia falciforme, dos enfermedades anémicas hereditarias asociadas con alteraciones genéticas de la sangre que afectan cada año a unos 300.000 niños recién nacidos en todo el mundo.

La talasemia está presente en un 2 por ciento de la población española, se caracteriza por que los afectados presentan un producción de hemoglobina en su sangre parcialmente suprimida que les lleva a un estado de anemia, y su expresión más grave, la talasemia mayor, requiere un tratamiento que implica transfusiones mensuales de sangre.

La bióloga de la Unidad de Eritropatología del Clínic, María del Mar Mañú, señaló a

en declaraciones a Europa Press que el único tratamiento posible pasa por identificar a las personas portadoras de la enfermedad, puesto que ésta se transmite directamente a los recién nacidos sólo cuando sus dos progenitores son portadores, algo que en muchos casos no se sabe porque no se controla.

Mañú reclamó la "homogeneización en todo el país" de las pruebas de detección, algo básico en este tipo de enfermedades, así como de las terapias paliativas, puesto que las transfusiones continuas provocan una sobrecarga de hierro en la sangre que debe controlarse periódicamente, algo para lo que no todas las comunidades autónomas están preparadas.

En el caso de la anemia falciforme, otro tipo de anemia hereditaria, la detección de la enfermedad y el tratamiento mediante antibióticos y vacunas en los recién nacidos puede reducir la tasa de mortalidad del 8 al 1 por ciento. Este tipo de patología afecta principalmente a la descendencia de la población inmigrante.

La única curación definitiva, tanto para la talasemia mayor como para la anemia falciforme, pasa por el transplante de médula osea, una técnica que únicamente puede aplicarse en casos muy concretos y que podría verse beneficiada de la investigación con células madres, indicó Mañú.