El Consejo Electoral de Ecuador reconoce presión entre las denuncias de retrasos

  • Quito, 4 may (EFE).- El Consejo Nacional Electoral (CNE) ecuatoriano reconoció hoy la existencia de presión por parte de algunos medios de comunicación y de varios sectores políticos, que lo acusan de retrasos e irregularidades en el recuento de las actas de los comicios generales del pasado 26 de abril.

Quito, 4 may (EFE).- El Consejo Nacional Electoral (CNE) ecuatoriano reconoció hoy la existencia de presión por parte de algunos medios de comunicación y de varios sectores políticos, que lo acusan de retrasos e irregularidades en el recuento de las actas de los comicios generales del pasado 26 de abril.

Fausto Camacho, vocal de la institución electoral, declaró a Efe que esas denuncias provocan una percepción "posiblemente equivocada en la ciudadanía" y añadió que, a su criterio, responden a "una estrategia política de algunos sectores que pretenden deslegitimar los resultados del proceso".

Según Camacho, esa actitud es "poco democrática", puesto que "los perdedores deben aprender a perder (...) y el que saque menos votos puede y debe hacer una oposición, pero dentro de un marco democrático que no deslegitime la institucionalidad".

Algunos medios locales publicaron hoy que el CNE está retrasando la fecha de entrega de los resultados definitivos de las elecciones, lo que de acuerdo con Camacho está sacado de contexto, porque "sí que hay resultados oficiales que se van entregando en algunas provincias".

No obstante, reconoció que en algunas provincias, sobre todo en las más grandes, puede que se retrase la entrega de cifras y señaló que "hasta que no terminen el escrutinio todas las provincias el consejo no podrá ofrecer los datos".

"Un plazo final no se puede fijar con precisión", dijo Camacho, quien añadió que, tras la entrega de los resultados por las juntas provinciales, habrá 48 horas para quien quiera interponer alguna impugnación.

Las últimas cifras facilitadas por el CNE señalan que se ha escrutado el 97,2 de los votos y el actual presidente, Rafael Correa, obtiene el 51,9 por ciento, seguido del ex mandatario Lucio Gutiérrez, con el 28,2 por ciento.

En caso de que se dieran impugnaciones, el CNE tendrá que conocerlas y "tomar una resolución administrativa que puede ser recurrida frente al Tribunal Contencioso, y este tendría que pronunciarse en un plazo que puede extenderse hasta siete días", explicó Camacho.

"Solamente cuando el Tribunal Contencioso dicte sentencia y solamente entonces, nosotros podremos proclamar los resultados definitivos", remarcó.

Camacho señaló que cree "que hay una presión por parte de los medios de comunicación que no es correcta, que no está bien, que genera expectativas en la población", y recordó que en otros procesos electorales el recuento llevó más tiempo.

Asimismo, reiteró que se trata de un proceso electoral "complicado", porque el pasado 26 de abril los ecuatorianos votaron para elegir no solo a presidente y vicepresidente, sino también a asambleístas nacionales, prefectos y viceprefectos provinciales, alcaldes y concejales.