El consumo moderado de bebidas fermentadas tiene beneficios en la prevención de enfermedades cardiovasculares

Etiquetas

PAMPLONA, 28 (EUROPA PRESS)

El doctor del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clinic de Barcelona y director del estudio PREDIMED, Ramón Estruch, aseguró hoy que el consumo moderado de bebidas fermentadas (cerveza, vino o sidra) puede tener beneficios adicionales en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Así lo manifestó Estruch durante un simposio realizado en el marco del XXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Arterosclerosis y que está teniendo lugar en Pamplona. Durante su intervención, destacó que según los expertos, "el riesgo de sufrir un infarto es entre un 40 y un 50 por ciento más bajo en aquellas personas que beben alcohol de forma moderada que en aquellas personas cuyo consumo es cero".

En esta línea, manifestó que "existe un notable consenso entre la comunidad científica mundial sobre los efectos beneficiosos del consumo moderado de alcohol sobre la mortalidad global y la cardiovascular en particular".

Durante la jornada también se puso de relieve que "no todas las bebidas con contenido alcohólico parecen demostrar los mismos efectos". "Aunque existen discrepancias, son varios los estudios que han señalado que las bebidas fermentadas de baja graduación (cerveza, vino, cava y sidra), ricas en polifenoles, tienen un mayor efecto protector que otros tipos de bebidas", recalcó Ramón Estruch.

"De hecho, algunos efectos observados como el aumento de la concentración sérica de HDL colesterol, la reducción del fibrinógeno y la disminución de la capacidad y velocidad de oxidación de las partículas del LDL colesterol, se atribuyen al etanol contenido en estas bebidas fermentadas. Además, otros efectos como la reducción de la concentración de las moléculas de adhesión linfocitarias y monocitarias que retrasan la aparición y desarrollo de la arteriosclerosis se deben al contenido no alcohólico de estas bebidas, principalmente a los polifenoles", expuso.

Por último, recalcó que "se ha comprobado que las ricas en polifenoles tienen un mayor efecto antiarteriosclerótico, antiinflamatorio y antitrombótico que las pobres en polifenoles, por lo que parece que los efectos beneficiosos de determinadas bebidas como las fermentadas de baja graduación se deberían tanto al etanol como a las sustancias no alcohólicas, principalmente polifenoles, que contienen".