El crimen de Sant Joan Despí (Barcelona) pudo deberse a un ajuste de cuentas

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

El crimen que se produjo este mediodía en una calle de Sant Joan Despí pudo deberse a un ajuste de cuentas, según explicaron a Europa Press fuentes cercanas al caso.

La víctima, un hombre que iba indocumentado, murió tras recibir sobre las 13 horas varios disparos en una calle del barrio residencial de Sant Joan, cerca de un parque, y el agresor huyó en una motocicleta.

Al parecer, un hombre de unos 30 años iba corriendo desde Esplugues de Llobregat --municipio fronterizo-- y lo perseguían uno o dos en una motocicleta, hasta que fue alcanzado en la calle Sant Martí de l'Erm, donde recibió varios tiros, uno de ellos en la cabeza.

Antes de los disparos pudo haberse producido una discusión entre ellos, aunque todavía no ha trascendido el motivo.

El muerto, que ya ha sido identificado, es extranjero, corpulento y alto, de pelo corto y moreno, piel también morena, y tiene tatuajes en abdomen y un brazo.

Algunos vecinos explicaron a Europa Press que oyeron ruidos como si fueran "petardos" y al llegar al lugar vieron un cuerpo tendido. Una de las vecinas relató que cuando llegó a casa no la dejaron pasar y que otros vecinos le explicaron que alguien había pegado "cuatro tiros" a un hombre y después huyó.