El crimen organizado amenaza la estabilidad en América Latina

  • Washington, 13 may (EFE).- El crimen organizado es una de las mayores amenazas para la prosperidad y la estabilidad en América Latina, según alertaron hoy altos funcionarios de la región y de EE.UU. durante la 39 conferencia anual del Consejo de las Américas.

El crimen organizado amenaza la estabilidad en América Latina

El crimen organizado amenaza la estabilidad en América Latina

Washington, 13 may (EFE).- El crimen organizado es una de las mayores amenazas para la prosperidad y la estabilidad en América Latina, según alertaron hoy altos funcionarios de la región y de EE.UU. durante la 39 conferencia anual del Consejo de las Américas.

"El crimen organizado corrompe todo lo que toca si no se ataca a tiempo", advirtió Fernando Gómez-Mont, secretario de Gobernación de México, cuyo país libra una dura y sangrienta batalla contra los carteles de la droga que operan en su territorio.

Añadió que el crimen organizado es una "actividad trasnacional que sigue las reglas de la eficiencia económica" e insistió en que la actuación coordinada en ese frente entre los países latinoamericanos es "en beneficio de todos".

"No infravaloren la actividad criminal en ningún punto de nuestro continente", alertó Gómez-Mont.

En similares términos se pronunció el vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, quien afirmó que la cooperación internacional contra el tráfico de drogas "no es un regalo", sino una "responsabilidad" compartida.

Santos aprovechó la conferencia celebrada hoy en la sede del Departamento de Estado en Washington para criticar a los Gobiernos europeos que, adujo, no han respaldado lo suficiente a Colombia en su lucha contra el tráfico ilícito de narcóticos.

Argumentó que los países consumidores generan el problema y tienen que asumir parte de la carga asociada con el mismo.

Calificó, además, de "equivocado" el mensaje procedente "especialmente de Europa" de que la guerra contra el tráfico de drogas no se puede ganar.

Indicó que para obtener la victoria es necesario contar con "instituciones sólidas".

Pidió, además, que EE.UU. y Europa unan esfuerzos para determinar cómo establecer cifras más claras sobre el volumen de negocios del narcotráfico, lo que a su vez contribuiría a diseñar una respuesta más adecuada al problema.

Recomendó también no "infravalorar" el problema ni la "enorme" capacidad de adaptación de los criminales y puso como ejemplo de ello a los carteles de México que exportan drogas no sólo a EE.UU. sino también a Gran Bretaña.

Consideró "fundamental" la lucha contra la corrupción y dijo que una prensa libre juega un rol crucial en ese frente.

El secretario de Estado adjunto para Latinoamérica, Thomas Shannon, coincidió en que uno de los asuntos más críticos en la región es la lucha que mantienen México y los países de América Central contra los carteles de la droga y el crimen organizado.

Estuvo de acuerdo también con los representantes latinoamericanos en que hay que hacer frente "de forma significativa" al problema de las drogas en las naciones que tienen un mercado para ellas.

Destacó, en ese sentido, la importancia de luchar contra el tráfico ilícito de armas en la frontera entre EE.UU. y México, así como contra el lavado de grandes cantidades de dinero que ayudan a financiar las actividades de los carteles mexicanos.

En otro orden de cosas, mencionó el desafío que plantea la actual crisis global y abogó a favor de mantener los mercados abiertos dada la importancia, dijo, del comercio a la hora de impulsar el crecimiento y ayudar al desarrollo social.

La 39 conferencia del Consejo de las Américas cuenta también hoy con la participación de la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, que clausurará el encuentro.

Entre los asistentes están, además, el secretario de Hacienda mexicano, Agustín Carstens; el director del Consejo Nacional Económico de la Casa Blanca, Lawrence Summers; el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza; y el secretario de Comercio estadounidense, Gary Locke.

El Consejo de las Américas está integrado por grandes corporaciones internacionales con interés en las Américas y persigue una mayor cooperación e integración económica en el continente.