El déficit de tarifa ralentiza a un tercio su crecimiento hasta febrero por menores costes energéticos

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El déficit de tarifa generado por el sistema eléctrico hasta febrero se situó en 124 millones de euros, menos de una tercera parte de los 404 millones de euros del mismo periodo de 2008, según la segunda liquidación provisional del año realizada por la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

La ralentización en el aumento de la deuda tarifaria se produce en un contexto de fuerte caída, del 16%, en los costes de la energía, así como de incrementos del 11% en los ingresos de las compañías eléctricas.

Las compañías ingresaron en total 2.281 millones hasta febrero, pero incurrieron en un coste de producción de 1.363 millones. De esta forma, el importe disponible para liquidar las actividades y costes regulados fue positivo por un total de 709 millones.

No obstante, a esta cantidad es necesario descontar costes regulados a razón de 151 millones para el transporte, 445 millones para la distribución, 942.000 euros para la calidad de servicio y 29 millones para el plan de estrategia de ahorro y eficiencia energética 2008-2012.

Además, se ha reconocido un coste de 20 millones en concepto de desajustes anteriores a 2003, 19,9 millones para desajustes de ingresos de 2006, 32 millones para desajustes de ingresos de 2008, 20 millones en concepto de la segunda subasta del déficit 'ex ante', 17 millones por la revisión de la generación insular y extrapeninsular para el periodo 2001-2005 y 6 millones para el plan de viabilidad del Elcogás. El sistema de interrumpibilidad en el mercado generó costes por 58 millones.

PREVISIONES DEL AÑO.

Para el conjunto del año, el regulador energético mantiene la previsión de 4.925 millones millones de deuda eléctrica adicionales a los 14.575 millones generados entre 2000 y 2008. En todo caso, el desajuste de 2009 será un 26% inferior a los 6.716 millones del pasado ejercicio, caracterizado por el encarecimiento de los productos energéticos.

En sus previsiones para este año, el regulador energético parte de que los ingresos del sistema ascenderán a 12.007 millones, de los que habrá que descontar 4.008 millones de primas a las renovables, 4.291 millones del coste de la energía de los clientes a tarifa y 8.632 millones del coste de la actividad regulada.

SIN BASE HOMOGÉNEA.

En la liquidación, la CNE advierte además de la dificultad para establecer comparaciones homogéneas con años anteriores, debido a la modificación en la estructura de consumo y de las tarifas, que a partir de julio quedarán limitadas al suministro de último recurso para potencias inferiores a 10 kilovatios (kW).

Para acabar con el déficit, el departamento dirigido por Miguel Sebastián ha negociado un acuerdo con las compañías eléctricas cuya materialización estaba prevista inicialmente para el mes de febrero. Actualmente, las eléctricas financian 9.449 millones del déficit, a razón de un 44% para Endesa, un 35% para Iberdrola, un 12% para Unión Fenosa, un 6,08% para HC Energía y un 1,91% para Elcogás.