El déficit de vitamina D y calcio en los huesos, a estudio en 1.200 niños

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Una campaña de la Asociación Española de Pediatría (AEP) que arrancó este martes en Madrid y que pasará también por Bilbao y Sevilla a lo largo de las próximas tres semanas, medirá en los colegios la calidad de los huesos de unos 1.200 niños de entre 5 y 10 años para conocer el estado actual de su masa osea y las posibles carencias de calcio y vitamina D que podrían derivar en la aparición de enfermedades oseas.

Este estudio, cuyas conclusiones se presentarán en julio, durante el próximo Congreso de la AEP, se completará con cuestionarios dirigidos a las familias para averiguar qué ingesta de calcio realizan los menores y cuánto ejercicio realizan a diario, ya que la vida sedentaria y la falta de sol también perjudican a los huesos.

Según explicó a Europa Press el doctor José Manuel Moreno, médico de la AEP y portavoz de la campaña, apoyada por Danone, la infancia es "un momento clave" para la formación de los huesos y para su salud futura, ya que mejorar la masa osea de los niños "puede retrasar hasta 13 años la aparición de la osteoporosis en la madurez".

"Sabemos que la osteoporosis es una enfermedad creciente en los países occidentales que tienen vidas largas y sabemos también que actuar cuando ya está presente tiene resultados muy limitados, ya que los tratamientos van encaminados sobre todo a frenar la progresión, pero es muy difícil recuperar masa osea", indicó el experto.

UNA VIDA SIN FRACTURAS

A su juicio, "lo que sí se puede intentar, a través de campañas preventivas, es intentar que, en la edad en la que se forman, en los primeros 20 ó 25 años de la vida, la calidad del hueso sea tan buena que le permita vivir una vida larga sin riesgo de fracturas".

Aunque la osteoporosis es más frecuente en las mujeres, esta iniciativa actuará "por igual en niños y niñas, con recomendaciones dietéticas de ingesta de calcio". No obstante, el doctor reconoce que los pediatras están "preocupados" por que, en la adolescencia, "el consumo de lácteos baja sobre todo en las niñas, por no engordar".

Para el experto, evitar los problemas óseos pasa por tomar, a partir de los cinco años y hasta los 25, suficiente calcio y vitamina D, lo que se consigue con cuatro tomas de lácteos diarias, como yogures o leche, que pueden ser desnatados pero suplementazos con estas dos sustancias para evitar problemas de obesidad. Además, es importante realizar ejercicio al aire libre y evitar el sedentarismo.