El Ejército mexicano captura a diez sicarios tras un tiroteo en el sur de México

  • Villahermosa (México), 10 may (EFE).- El Ejército mexicano capturó hoy a diez presuntos sicarios del narcotráfico en el sureño estado de Tabasco, tras un tiroteo que dejó un policía herido, informaron fuentes oficiales.

El Ejército mexicano captura a diez sicarios tras un tiroteo en el sur de México

El Ejército mexicano captura a diez sicarios tras un tiroteo en el sur de México

Villahermosa (México), 10 may (EFE).- El Ejército mexicano capturó hoy a diez presuntos sicarios del narcotráfico en el sureño estado de Tabasco, tras un tiroteo que dejó un policía herido, informaron fuentes oficiales.

El enfrentamiento tuvo lugar en un barrio de Villahermosa, capital de Tabasco, en las primeras horas de este domingo, e inicialmente involucró a agentes federales que iban tras una banda de presuntos traficantes de drogas y armas.

Al verse superados en número y capacidad de fuego, los agentes pidieron auxilio a militares, que lograron controlar la situación.

En la acción fueron detenidos siete hombres y tres mujeres, originarios de los estados mexicanos de Tabasco (sur), Tamaulipas (noreste) y Quintana Roo (sureste).

La Policía informó a la prensa que un agente resultó herido en la refriega y que cerca del lugar del tiroteo fue hallado el cuerpo de un hombre con las manos atadas a la espalda, quien al parecer fue asesinado horas antes, pero no se dieron más detalles.

El Ejército mexicano se incautó en esta acción de armas de grueso calibre, entre ellas, cinco bazucas que no fueron usadas durante el enfrentamiento.

El Gobierno mexicano entabla desde hace tres años una guerra contra el crimen organizado y ha enviado a distintos estados del país a unos 45.000 soldados, medida que es criticada por defensores de los derechos humanos y organismos internacionales.

En ese sentido, el sábado fueron detenidos por la Fiscalía militar 12 soldados por su presunta responsabilidad en el secuestro y desaparición de tres civiles en la norteña ciudad de Nuevo Laredo, estado de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos.

También la semana pasada, un juez mexicano ordenó el arresto de otros 12 militares y seis policías por su presunta colaboración con el grupo de "Los Zetas", sicarios al servicio del cartel del Golfo en el occidental estado de Jalisco.