El Ejército paquistaní aborda por aire el feudo del líder talibán Fazlulá

  • Islamabad, 12 may (EFE).- Helicópteros del Ejército paquistaní transportaron hoy a soldados hasta una zona considerada el feudo del líder talibán, el mulá Fazlulá, en el conflictivo valle de Swat (norte), donde continúan los combates y el éxodo de cientos de miles de desplazados.

Islamabad, 12 may (EFE).- Helicópteros del Ejército paquistaní transportaron hoy a soldados hasta una zona considerada el feudo del líder talibán, el mulá Fazlulá, en el conflictivo valle de Swat (norte), donde continúan los combates y el éxodo de cientos de miles de desplazados.

"Tropas transportadas por helicópteros han aterrizado en Peochar", dijo una fuente militar, citada por la cadena privada "Geo TV", en referencia a la zona escasamente poblada y bajo control talibán situada en el norte del distrito.

Peochar es considerado el feudo del máximo líder de los talibanes de Swat, el mulá Fazlullah, y hasta ahora el Ejército no había llegado a la zona en sus operaciones.

Otro portavoz militar aseguró a Efe que la operación del Ejército contra los integristas continúa en diversas áreas del valle, así como en los distritos septentrionales vecinos.

El ministro de Interior, Rehman Malik, cuantificó ayer en 700 el número de insurgentes muertos desde el inicio de la ofensiva -hace dos semanas- en la división regional de Malakand, perteneciente a la Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP).

Las autoridades habían llegado en febrero a un acuerdo con la insurgencia talibán para aplicar la "sharía" (ley islámica) en Malakand a cambio de la pacificación del valle de Swat, en conflicto desde verano de 2007.

Pero los insurgentes aprovecharon la tregua para avanzar en abril desde Swat a otras demarcaciones vecinas como Dir, Shangla o Buner, ésta última a sólo 100 kilómetros de Islamabad.

A raíz de ello, el Gobierno ordenó a las fuerzas de seguridad el inicio de acciones contra los talibanes y poco después dio por roto el acuerdo de paz.

Los enfrentamientos en Swat y el resto de distritos septentrionales han provocado un éxodo masivo de ciudadanos que han comenzado a llenar los campos de desplazados instalados por las autoridades.

Según datos de la ONU, más de 360.000 desplazados se han registrado desde primeros de mayo, aunque las autoridades y las agencias humanitarias estiman que próximamente estos podrían alcanzar el millón.

El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, aseguró este lunes que convocará una conferencia nacional de partidos políticos para debatir asuntos de seguridad en el país, con especial atención a Swat y el resto de Malakand.

El Gobierno ha anunciado ya un paquete de ayuda para los desplazados de 1.200 millones de rupias (15 millones de dólares).

EEUU también prometió ayer una asistencia a los afectados de 4,9 millones de dólares y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados se está planteando aumentar su contribución actual anual de unos 25 millones de dólares en otros 40 millones.

No muy lejos de Swat, en la zona tribal fronteriza con Afganistán de Waziristán del sur, un avión no tripulado de EEUU acabó hoy con la vida de ocho supuestos insurgentes en un ataque con misiles, según informaron diferentes medios paquistaníes.