El Eurogrupo advierte del riesgo de "crisis social" por el aumento del paro

  • Bruselas, 4 may (EFE).- Los ministros de Finanzas de la zona del euro (Eurogrupo) advirtieron hoy del riesgo de que a la crisis económica y financiera que está atravesando Europa se sume una "crisis social" provocada por el aumento desbocado del desempleo.

Bruselas, 4 may (EFE).- Los ministros de Finanzas de la zona del euro (Eurogrupo) advirtieron hoy del riesgo de que a la crisis económica y financiera que está atravesando Europa se sume una "crisis social" provocada por el aumento desbocado del desempleo.

Al término del encuentro mensual del Eurogrupo, su presidente, el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, subrayó que el paro está avanzando hacia "horizontes inquietantes" y consideró que los Gobiernos del área deben dirigir "todos sus esfuerzos" a combatir esa situación.

Según las nuevas previsiones económicas que hoy publicó la Comisión Europea, la tasa de desempleo en los países de la moneda única escalará este año hasta el 9,9% de la población activa y el próximo llegará al 11,5%, con España a la cabeza de la clasificación (20,5% en 2010).

Juncker también pidió "responsabilidad social" a las empresas, que en el contexto actual deberían evitar recurrir a los despidos masivos.

El presidente del Eurogrupo dejó claro que no se puede subestimar "el carácter explosivo" que tiene el incremento del paro y los problemas que puede generar e hizo hincapié en que los más perjudicados por este elemento son los estratos sociales más débiles.

Entre las recetas que, a su juicio, los gobiernos deberían aplicar contra esta lacra citó mejorar la empleabilidad de los trabajadores en paro, incentivar la formación continua y potenciar los mecanismos de desempleo parcial, para evitar despidos.

"Los políticos europeos deben ser muy activos en este ámbito", insistió Juncker, que criticó, por eso, la decisión de rebajar el formato de la cumbre comunitaria sobre empleo que se celebrará el próximo jueves en Praga con los agentes sociales.

Inicialmente a la cumbre iban a asistir los 27 jefes de Estado o de Gobierno de la UE, pero en el último Consejo Europeo los líderes europeos, a iniciativa de Francia y Alemania, decidieron que sólo fuera la actual presidencia de turno y las próximas, para no levantar demasiadas expectativas sobre los resultados.

Sin embargo, Juncker señaló hoy que "el hecho de no tener ideas no es una razón para no ocuparse del problema".

En su encuentro de hoy, dedicado casi en exclusiva a analizar los nuevos pronósticos económicos de Bruselas, los responsables de la política económica de la zona euro también coincidieron en que, por el momento, no es necesario adoptar en Europa nuevas medidas de impulso coyuntural.

Juncker insistió en que el esfuerzo presupuestario que ha hecho Europa contra la crisis es equiparable al de Estados Unidos y reiteró que "no vemos necesidad de aumentar el volumen" de fondos inyectados a la economía.

Lo que sí es necesario, en opinión de Juncker y del comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, es resolver cuanto antes el problema de los "activos tóxicos" que están lastrando los balances de los bancos y dificultando la recuperación de la confianza en los mercados.

Ambos advirtieron de que los planes de reactivación no tendrán el efecto deseado mientras el sector financiero no funcione con normalidad y para ello es un requisito esencial liberar a las entidades de los activos problemáticos.

El presidente del Eurogrupo indicó que, en este ámbito, cada país debe adoptar la solución más adecuada a su situación, pero siempre con un enfoque coordinado y reglas comunes en toda la UE.

Los ministros del euro también aprovecharon su encuentro de hoy para mostrar su apoyo al Gobierno irlandés, que se ha visto obligado a poner en marcha un programa muy ambicioso de contención del gasto público y aumento de los ingresos para salir de la gravísima crisis en que se encuentra.