El examen forense desmiente una posible "ejecución" de supuestos terroristas, dice la Policía boliviana

  • La Paz, 13 may (EFE).- La Policía boliviana afirmó hoy que el examen forense realizado a los cuerpos de los tres supuestos terroristas abatidos hace un mes en la ciudad de Santa Cruz confirma que dispararon a los agentes, lo que desmiente la versión de una posible "ejecución".

El examen forense desmiente una posible "ejecución" de supuestos terroristas, dice la Policía boliviana

El examen forense desmiente una posible "ejecución" de supuestos terroristas, dice la Policía boliviana

La Paz, 13 may (EFE).- La Policía boliviana afirmó hoy que el examen forense realizado a los cuerpos de los tres supuestos terroristas abatidos hace un mes en la ciudad de Santa Cruz confirma que dispararon a los agentes, lo que desmiente la versión de una posible "ejecución".

En un comunicado publicado hoy en la prensa local, el Comando General de la Policía indica que el Instituto de Investigación Forense (IDIF) estableció que en las manos de los abatidos había residuos de sustancias que prueban que hicieron disparos.

El IDIF "establece de manera clara y contundente que todas las muestras tomadas de las extremidades superiores (...) contienen residuos de bario, antimonio y plomo en concentración suficiente para evidenciar que los tres extranjeros dispararon armas de fuego al resistirse a su detención", indica el comunicado.

La policía abatió Eduardo Rózsa (croata boliviano), Arpad Magyarosi (rumano de origen húngaro) y Michel Martín Dwyer (irlandés) el 16 de abril en un hotel de Santa Cruz.

Según las investigaciones realizadas hasta ahora, esos tres hombres, y otros dos más detenidos en una cárcel, pretendían formar milicias para promover la independencia de Santa Cruz y atentar contra el presidente boliviano, Evo Morales.

La oposición ha manejado la hipótesis de una posible ejecución de los extranjeros al criticar la violencia del operativo policial que se produjo en horas de la madrugada, aunque la Policía asegura que los exámenes prueban que sí se produjo un enfrentamiento armado.

El análisis de la ubicación de los impactos de bala, orificios y y ángulos de disparo de los proyectiles "establecen que existió un cruce de líneas de trayectorias provenientes del interior y exterior de las habitaciones", indica el comunicado."Esta conclusión determina que hubo enfrentamiento entre los efectivos del orden y los terroristas", sostiene y agrega que esas pericias "desvirtúa contundentemente" la versión "en sentido de que los terroristas habrían sido ejecutados".

El Comando de la Policía señaló además que, amparado en esos exámenes, asumirá su derecho a la defensa legal en contra de quienes pretendan desacreditar el trabajo de la institución.