El fabricante ruso GAZ confirma su interés en crear una empresa mixta con Magna y Opel

  • Moscú, 12 may (EFE).- El fabricante de automóviles ruso GAZ confirmó hoy su interés en crear una empresa mixta con el productor de componentes canadiense Magna y el Opel alemán, propiedad del grupo estadounidense General Motors.

Moscú, 12 may (EFE).- El fabricante de automóviles ruso GAZ confirmó hoy su interés en crear una empresa mixta con el productor de componentes canadiense Magna y el Opel alemán, propiedad del grupo estadounidense General Motors.

"Confirmamos nuestro interés en el proyecto para crear una empresa mixta con las compañías Magna y Opel, en caso de que Opel sea adquirida por inversores", indicó el fabricante ruso, propiedad del magnate Oleg Deripaska, en un comunicado.

La nota no precisa si GAZ espera obtener una parte en Opel y solo expone que su papel en el proyecto puede consistir en organizar la producción de turismos en su moderna planta de Nizhni Nóvgorod, puesta en funcionamiento el año pasado.

GAZ evoca su fructífera cooperación en el pasado con Magna y General Moros Europa para la producción de utilitarios para Rusia y la comunidad pos-soviética, y expresa la esperanza de poder proseguir esa colaboración.

Hasta ahora, GAZ, que arrastra considerables deudas, había eludido confirmar su interés por este proyecto, dentro del cual Magna compite con el grupo italiano Fiat en la puja por Opel.

El primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, dijo el pasado fin de semana que Magna había propuesto a GAZ y a una entidad financiera rusa que no reveló -y que, según la prensa alemana es el banco estatal ruso Sberbank- participar en la puja por Opel.

El diario alemán "Rheinische Post" afirmó con anterioridad que la ambición de Magna es crear un fabricante gigante europeo-ruso capaz de producir hasta cinco millones de vehículos al año, de los que un millón se venderían en el marcado ruso.

El año pasado, GAZ inauguró en Nizhni Nóvgorod, a orillas del Volga, una planta para fabricar el modelo Volga Siber, basado en la plataforma del modelo Chrysler Sebring.

Sin embargo, el proyecto de fabricar anualmente hasta 60.000 vehículos de esta marca, en el que GAZ invirtió unos 300 millones de euros, se vio afectado por la crisis, y en el primer trimestre de este año se fabricaron apenas 200 automóviles Siber.