El Gobierno balear afirma que en mes y medio se firmará la compraventa entre Kraft y Nueva Rumasa

((Esta noticia sustituye a la anterior sobre el mismo tema))

PALMA DE MALLORCA, 8 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Gobierno balear, Joana Barceló, confió hoy en que dentro de un mes y medio como máximo se firmará la compraventa entre Nueva Rumasa y Kraft Foods para mantener la producción y los puestos de trabajo de la fábrica de queso fundido de Mahón (Menorca), después de conocerse el anuncio de venta de esta planta al grupo de la familia Ruíz Mateos.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Barceló manifestó que se trata de un proceso "que comienza ahora" y será a partir de este momento que "habrá que trabajar" en el plan de viabilidad de la compañía y los acuerdos con el comité de empresa en cuanto a la situación de los trabajadores y la producción. "Se trabajará en los acuerdos necesarios con el comité de empresa", incidió la portavoz al respecto.

La multinacional alimentaria Kraft Foods ha alcanzado un acuerdo con Nueva Rumasa no sólo para la venta de su planta de Mahón, sino también de las marcas de queso fundido Tranchettes, Santé y Quesilettes.

La operación, en la que no está incluida la marca El Caserío, está sujeta al habitual proceso de auditoría legal y financiera ('due dilligence') y será efectiva el próximo 30 de junio como fecha límite.

El grupo de la familia Ruiz Mateos, que adquirirá la planta de Mahón a través de su filial Carcesa (propietaria de las marcas Apis y Fruco), ha asumido el compromiso de mantener los puestos de trabajo de este centro, que ocupa a 164 trabajadores fijos.