El grupo japonés Mitsui estudia financiar una nueva refinería de Petrobras

  • Río de Janeiro, 7 may (EFE).- La petrolera brasileña Petrobras y el grupo japonés Mitsui firmaron hoy un memorando de entendimiento por el que se comprometen a estudiar la posibilidad de asociarse en una refinería con capacidad para procesar hasta 300.000 barriles diarios de petróleo y que será construida en el nordeste de Brasil.

El grupo japonés Mitsui estudia financiar una nueva refinería de Petrobras

El grupo japonés Mitsui estudia financiar una nueva refinería de Petrobras

Río de Janeiro, 7 may (EFE).- La petrolera brasileña Petrobras y el grupo japonés Mitsui firmaron hoy un memorando de entendimiento por el que se comprometen a estudiar la posibilidad de asociarse en una refinería con capacidad para procesar hasta 300.000 barriles diarios de petróleo y que será construida en el nordeste de Brasil.

El acuerdo prevé la realización de los estudios para "analizar la viabilidad de la participación de Mitsui en el proyecto para construir la Refinería Premium 2 en el estado de Ceará", informó Petrobras en un comunicado.

De acuerdo con la nota, "el memorando no establece otras obligaciones adicionales para las partes ni establece compromisos financieros para Petrobras", que ya tiene prevista la construcción de esa nueva refinería en su plan estratégico, pero aún busca la financiación necesaria.

Según versiones de la prensa, el grupo japonés podría financiar la mayor parte de los 11.000 millones de dólares del costo previsto de la refinería a cambio de una participación en el proyecto.

Petrobras pagaría el préstamo con parte del petróleo que salga de la refinería.

La construcción de la Refinería Premium 2 ya está incluida en el plan estratégico de Petrobras para los próximos años, que prevé el inicio de sus operaciones en 2013 y la producción de combustibles de alta calidad destinados exclusivamente a la exportación.

La petrolera brasileña también tiene en sus planes la construcción de la Refinería Premium 1 en el estado de Marañón (norte de Brasil) con capacidad para procesar 600.000 barriles diarios.

Petrobras, además, construye actualmente una refinería con capacidad para procesar 200.000 barriles diarios en el estado de Pernanbuco en un proyecto acordado con la petrolera venezolana PDVSA.

La petrolera brasileña también adelanta conversaciones con el grupo japonés Marubeni para construir la Refinería Premium 1, que tiene un costo estimado de 20.000 millones de dólares.

Las negociaciones con Marubeni fueron confirmadas hace dos meses por el ministro brasileño de Minas y Energía, Edison Lobao.

Las nuevas refinerías de Petrobras serán abastecidas con parte del petróleo pesado que la empresa extrae de la cuenca marina de Campos, origen de cerca del 80% del crudo brasileño, y con parte del crudo ligero que la compañía brasileña pretende retirar de los gigantescos yacimientos que descubrió en el llamado "presal".

El "presal" es un nuevo horizonte de explotación a más de 7.000 metros de profundidad que Brasil descubrió por debajo de una capa de sedimentos salinos de casi dos kilómetros en aguas profundas en el océano Atlántico.

La Agencia Nacional de Petróleo (órgano regulador) calcula que sólo en los yacimientos que ya fueron licitados en el "presal" puede haber entre 50.000 y 80.000 millones de barriles de petróleo, muy por encima de las reservas brasileñas (14.000 millones de barriles).