El homenaje al costarricense Francisco Amighetti abre vía a la cooperación cultural

  • Pekín, 8 may (EFE).- El espectáculo interdisciplinario "Amighetti", homenaje al costarricense Francisco Amighetti, coincidió hoy en Pekín con conversaciones sobre cooperación cultural que complete el Tratado de Libre Comercio que negocian China y Costa Rica.

El homenaje al costarricense Francisco Amighetti abre vía a la cooperación cultural

El homenaje al costarricense Francisco Amighetti abre vía a la cooperación cultural

Pekín, 8 may (EFE).- El espectáculo interdisciplinario "Amighetti", homenaje al costarricense Francisco Amighetti, coincidió hoy en Pekín con conversaciones sobre cooperación cultural que complete el Tratado de Libre Comercio que negocian China y Costa Rica.

En paralelo a la presentación del espectáculo de danza, plástica, y música, la vicerrectora de la Universidad de Costa Rica, María Pérez Iglesias, se reunió con responsables de la Universidad Popular de Pekín para sentar las bases de la futura cooperación, según dijo ésta hoy a Efe.

"Tenemos ya escogidos artistas, de artes escénicas, pictóricas y musicales para intercambios de uno a tres meses, para aprender y enseñar. La globalización cultural apoyada en el comercio, pues la crisis actual ha demostrado que la economía no es suficiente", afirmó.

Según Pérez Iglesias, "si algo nos enseña es compartir con otras culturas. Tener profesores o estudiantes chinos en nuestras universidades y enviar los nuestros en un encuentro para mejorar calidades técnicas y aprender nuevas estrategias, que nos permita entendernos mejor como pueblos, como grupos sociales".

Los nueve bailarines de la Compañía de Danza Universitaria de la Universidad de Costa Rica dirigidos por Luis Piedra, con coreografía de Sandra Torijano, escenografía de su hermano Eduardo, decano de la Facultad de Bellas Artes, y música de Eddie Mora, trajeron a Pekín el espectáculo estrenado en octubre en el Teatro Nacional.

"Es un homenaje interdisciplinario muy ambiental y sensorial con una escenografía inmensa, expresión del gran artista de Costa Rica, con reproducción de sus obras y la voz de sus poemas en el escenario. Plástica, danza y música para mostrar su sentido tragicómico de la vida", dijo Piedra a Efe.

Según el director, "la idea es presentar propuestas artísticas integrales y la obra surge, como lo hizo antes 'Requiem', como iniciativa del ministerio de Cultura a la vicerrectoría de Acción Social, enlace directo con la proyección estudiantil universitaria".

Reproducciones de obras de Amighetti (1907-1998), que hizo acuarela, dibujo y sobre todo grabados, se exhiben en el Teatro Tianqiao de Pekín mientras que obras como "La niña y el viento", "Los amantes", "El niño y la nube", "La procesión" o "La gran ventana" muestran al público chino que "Don Paco fue universal sin dejar de ser tico", dijo a Efe Eduardo Toricano.

"Para la puesta en escena, hemos diseñado los murales en los que él contó nuestras historias. Las de nuestro maestro, un humanista solidario y muralista, en su época nacionalista como en México, y que dejó de hacer murales cuando, como me dijo, 'se quedó sin paredes", añadió Toricano, quien fue su alumno.

Según el escenógrafo de "Amighetti", para dar monumentalidad a la puesta en escena se utilizaron también telas plásticas especiales que absorben muy bien la luz.

"Una parte de mi niñez fue asomarme al cielo de los charcos después de la lluvia...." recita un poema de Amighetti, cantor de los grupos vulnerables de la sociedad y cuya espiritualidad representa en "Amighetti" el sonar de las campanas incorporado a la música.